Ruta de 3 días por Teruel y alrededores

¿Pensando en visitar Teruel? Tal vez planifiques tu viaje sin tener muy claro qué visitar y después te des cuenta que en Teruel hay tanto por ver que dificilmente puedas abarcarlo todo en una sola visita. Para ayudarte en la tarea quiero presentarte una ruta de un par de días, tres a lo sumo, que te servirá como iniciación a la provincia y satisfará tus deseos viajeros.

¿Te vienes?


Teruel es una provincia fascinante a la par que desconocida. Los viajeros, cuando piensan en Aragón, suelen dirigir su mirada a Huesca, pero la parte montañosa de Huesca, en los Pirineos. Zaragoza, y también Teruel, quedan un poco apartados de las rutas, aunque cada vez menos.

Teruel es un destino rural maravilloso, fantástico, lleno de pueblos con encanto, pocas ciudades, muy pocas – Teruel es ciudad pero pequeña – y unos paisajes que te sorprenderán por lo cambiantes que son. Igual te sientes en el desierto – sí, en Teruel te sientes casi como en el Far West – así como te ves inmerso en una vegetación frondosa y sorprendente.

Podría decirte muchas cosas de Teruel, podría proponerte muchos destinos. Podría conseguir que tu viaje durase más de 15 días y cada jornada estarías en un sitio distinto, pero este no es el propósito del post que ahora estás leyendo. En este artículo quiero proponerte una ruta por los alrededores de Teruel perfecta para un fin de semana.

Albarracín y los detalles.

Esta ruta fue ya publicada hace años en el blog, vista desde una perspectiva diferente, escrita de un modo diferente y con unas pretensiones diferentes. Aquel artículo, de los primeros que aparecieron publicados, quería contar nuestra experiencia, cuando pasamos dos días por la provincia en un viaje casi improvisado. En este artículo de hoy voy a escribir sobre la misma ruta pero vista desde el ahora, tras haber pasado por allí unas cuantas – muchas – veces y ampliando los días de visita.

En esta ruta por Teruel vas a ir a Rubielos de Mora, y también a Mora de Rubielos, a la misma ciudad de Teruel y al bello pueblo de Albarracín. Y si te queda tiempo – y ganas – te propondré pasar por un castillo rojizo, el de Peracense, que tampoco tiene desperdicio.

Como te he dicho antes, la ruta la publiqué basada en nuestra propia experiencia, que fue de dos días, pasando una sola noche en Albarracín, convirtiéndose en el viaje en algo bastante apretado. Aun así, pudimos visitar casi todas las cosas que aquí te voy a contar, exceptuando la ciudad de Teruel, por la que solo pasamos. Teruel la hemos visitado después muchas otras veces y a partir de esas experiencias posteriores es por lo que creo que la ruta debe ser cambiada.

Este viaje por Teruel y sus alrededores da perfectamente, como te he dicho, para tres días y dos noches todo dependiendo, claro, desde donde vengas. Hay que tener en cuenta que nosotros somos del Baix Maestrat, en el norte de la Comunitat Valenciana, tierras vecinas casi a las de Teruel, así que llegar a la primera parada, en nuestro caso, supone poco más de hora y media de viaje. Será desde esa perspectiva desde la que voy a contarte esta ruta, la de venir desde el Mediterráneo, y por lo tanto si eres de allí – o algún lugar equivalente en distancia – esta ruta pueda servirte para pasar un fin de semana agradable.

📢Si viajas a Teruel desde más lejos tal vez te interese esta ruta como una de las etapas de tu viaje, que puedes combinar con otras rutas por Teruel y que dejaré enlazadas al final para que vayas cogiendo ideas.

Hechas las consideraciones iniciales, voy a desarrollar la ruta de 3 días por Teruel y alrededores. Disfrútala.

La ruta

Primera parada: Rubielos de Mora y Mora de Rubielos

En la comarca de Gúdar-Javalambre se da un fenómeno muy curioso y es que hay dos pueblos vecinos que tiene el mismo nombre pero dado la vuelta el uno del otro. No es difícil confundir Mora de Rubielos con Rubielos de Mora, y al final te acabas haciendo un lío y no sabes cuál de los dos has visitado. Yo siempre digo que para distinguirlos debemos tener en cuenta esto: Mora de Rubielos es el del castillo y Rubielos de Mora es el que forma parte de los pueblos más bonitos de España. Mi madre dice que Mora de Rubielos es el que está en lo alto, y Rubielos de Mora está más abajo. Sí, a veces escucho a mi madre: de hecho, visité esos dos pueblos por recomendación suya.

¿Cuál de los dos pueblos visitaría antes? Pues yo seguiría el orden que he dado en el título. Pasaría primero por Rubielos de Mora y después me iría a Mora de Rubielos. No hay mucha historia en esto. La cuestión es que el primero se visita casi solo caminando por sus calles y en el segundo harás – y espero que así sea – la visita al castillo – que no tiene desperdicio.

Rubielos de Mora, por su parte, es un un pueblo pequeño que cuando lo visitmos nosotros no formaba parte de los pueblos más bonitos de España, pero es que lo visitamos hará como unos 10 años. En la actualidad este lugar es ya más conocido, y está más adaptado al turismo. Cuando caminamos por sus calles aquella primera vez lo hicimos en total soledad, en un mes de abril muy frío donde la nieve estaba todavía presente, así que nos metimos a desayunar en un bar al que hemos vuelto en el futuro, el bar «La Muralla», que no tiene pérdida: esta adosado a la puerta de la muralla que da paso al núcleo histórico de la localidad.

En Rubielos de Mora se conservan aún, así, partes de la muralla, de esa fortificación que en la Edad Media protegia a la localidad y a quienes la habitaban de posibles ataques externos. Esos restos de muralla y el recogimiento del pueblo detrás de ella es lo que hace a Rubielos de Mora un lugar especial, así como sus calles estrechas, sus casonas señoriales y las plazuelas con encanto.

En Rubielos de Mora hay un museo de arte contemporáneo dedicado al artista local Salvador Victoria que nosotros no hemos visitado. Sin tener en cuenta el museo, el pueblo puedes visitarlo en más o menos una hora.

Web de turismo de Rubielos de Mora: https://www.rubielosdemora.es/cultura/que-visitar/

Tras Rubielos de Mora es momento de ir a Mora de Rubielos, algo más cercano a Teruel y en el que destaca su imponente castillo gótico, que es uno de los mejores conservados de todo Aragón. Este castillo, sin duda, es la visita número de la localidad, pero no solo del castillo vive Mora.

Si la fortaleza es impresionante, con unos jardines maravillosos, una bodega que quita el hipo y unos salones enormes, subir hasta lo que queda de muralla, en el calvario, y llegar a lo alto de las torres para tener así la localidad a tus pies es otra de los cosas que hay que hacer.

También hay que pasear por sus calles, parecidas a las de Rubielos pero diferentes. Aquí el aire medieval no está tan presente, pero sigue habiendo antiguas puertas que formaban parte de la fortificación. También su iglesia Ex-Colegiata de Santa María – a la que nunca hemos podido acceder – parece interesante. Fíjate cuando estés en el castillo que en ella hay un pequeño claustro catalogado como gótico.

Web de turismo de Mora de Rubielos: https://www.moraderubielos.com/index.php/que-ver/visitas-imprescindibles

Por el tema castillo, y también por el hecho de subir hasta las murallas y el calvario, la visita a Mora de Rubielos va a ser un poco más larga. Puede ser ahora momento de buscar un lugar en la localidad para comer y seguir después la ruta hasta la próxima parada.

Segunda parada: Teruel

Después de los dos pueblos es ahora momento de llegar a la ciudad en la que te recomiendo pernoctar. Aunque Teruel parezca pequeña, esta no se visita en un rato. Así, yo me buscaría un hotel allí y haría noche para no ir con agobios. Com te he dicho en la introducción, nosotros la primera vez solo pasamos y nos tomamos un café pero en visitas posteriores sí hemos hecho diversas visitas que nos han ocupado una jornada entera. Repartiría, así, las visitas en la tarde de la primera jornada de viaje y la mañana de la segunda.

¿Qué creo que no debes perderte en Teruel? Claro está, su Plaza del Torico que si no sabes el porqué del diminutivo lo descubrirás tan pronto llegues. También te recomiendo el Mausoleo de los Amantes así como la Iglesia de San Pedro y el claustro, sus terrazas y la torre. La historia de los Amantes de Teruel seguramente te sea familiar, y por conocida tiene hasta una fiesta que se celebra en febrero el fin de semana después de San Valentín. La Iglesia de San Pedro puede que te suene menos, pero es tan bonita y tan sorprendente que te va a dejar sin palabras.

Iglesia de San Pedro en Teruel.

También te recomiendo, en Teruel, que subas a alguna de sus torres, como la del Salvador. Allí comprenderás la arquitectura mudéjar y tendrás también la ciudad a tus pies. No puedes perderte por nada del mundo, tampoco, la Catedral de Santa María, mudéjar también y Patrimonio de la Huamanidad. Frente a la Catedral tienes el Museo de Teruel, muy intereante y con un mirador en la última planta espectacular.

Además, en Teruel tampoco puedes perderte la escalera neomudéjar, así como un paseo por sus puentes, otro por las antiguas murallas, y tomarte algo en el que es uno de los bares más antiguos de Europa, la Fonda del Tozal, en pleno centro histórico y en la que encontrarás un ambiente estupendo, además de ser un lugar de lo más curioso.

Con estas cosas que te he contado aquí creo que ya tienes suficiente para llenar tu tarde del primer día de viaje y pasar la mañana de la segunda jornada, cuando pondrás rumbo a tu segundo destino, no sin antes comer en la ciudad de Teruel, en la que puedes tomar un menú del día buenísimo por menos de 20 euros (y por menos de 15 también).

Nuestra experiencia en Teruel: http://lospobrestambienviajamos.com/2017/10/11/teruel-que-ver/

Tercera parada: Albarracín

No te miento si te digo que Albarracín es uno de los pueblos más bonitos de España. No es necesario que haya ninguna asociación que lo diga, solo hay que ir y verlo y flipar con esa localidad.

Albarracín mola, y mola más ahora que aquella primera vez en la que estuvimos, cuando sus murallas estaban restauradas. Albarracín tiene un patrimonio indiscutible que se disfruta casi sin más gastos que el llegar hasta allí: las mencionadas murallas, la Plaza Mayor, bella donde las haya, o sus diversas iglesisas, la de Santiago y la de Santa María.

Web de Turismo de Albarracín:
Turismo en la Sierra de Albarracín

Subir hasta las murallas es un imprescindible, porque las vistas de la localidad desde ellas son alucinantes. Te diré que si tienes vértigo vayas con cuidado – yo tengo vértigo – pero tienes que subir porque aquello es impresionante. Hemos subido con viento y frío y con un calor extremo, las diversas veces que hemos visitado Albarracín – y las que nos quedan por ir. No hay imagen más bonita que aquella, de verdad.

Desde las murallas se percibe el río Gualaviar, junto al cual hay un sendero que pasa por algunos molinos y que es una chulada. No hicimos el sendero hasta el pasado verano, en 2021, porque el núcleo histórico de Albarracín absorve tanto que te da igual lo que haya más allá.

Torres y un castillo en restauración en los que te encuentras en uno de los extremos de este bellísimo pueblo turolense. Lo mejor para descubrir la localidad es hacer una visita guiada con las distintas empresas que las gestionan (El Andador o la Fundación Santa María). Nosotros hemos hecho dos veces la visita guiada con El Andador, la primera vez que estuvimos en el pueblo y después cuando pasamos por allí con la banda de músico al regreso de un viaje a Cuenca. Ambas nos encantó la visita y la recomendamos.

En Albarracín te recomiendo que te alojes y que pases allí una noche para disfrutar del pueblo con calma, aunque si quieres la visita la podrías acabar aquí habiendo pernoctado una sola noche en Teruel. Lo puedes hacer, sí, pero yo te recomiendo otra cosa.

Cuarta parada: el castillo de Peracense

No muy lejos de Albarracín, y después de atravesar las montañas que hay tras él – y en las que hay espacios naturales de mucho interés – te recomiendo que te desplaces hasta el pueblo de Peracense para visitar su castillo y así terminar el viaje en un sitio de lo más singular.

El castillo de Peracense es singular por ser de color rojo y por su construcción encima de un peñasco que hace des sus vistas un conjunto vertiginoso. La imagen que tienes cuando te acercas por la carretera viniendo desde Albarracín es impactante, y habiendo pasado casi diez años – y no regresado ninguna otra vez – tengo esa primera impresión grabada a fuego en mi mente.

Sí, la foto tiene casi 10 años.

Visitar el castillo de Peracense te llevará como una hora más o menos, y a lo largo del año se celebran eventos relacionados con la época medieval que claro, y cómo no, te recomiendo que no te pierdas.

Web de turismo de Peracense: https://www.peracense.es/castillo/

Y aquí, en el castillo de Peracense, terminaría esta ruta de 3 días por Teruel y sus alrededores, una ruta que te hará viajar en el tiempo, disfrutar de los pueblos bonitos, de las ciudades pequeñas y del viajar lento – lo que se viene conociendo como slow travel. Sin pretensiones, pero con muchas cosas interesantes para ver, este viaje seguro que te encanta.

Mapa y consejos finales

Recuerda que en Teruel tienes el Territorio Dinópolis, con distintas sedes repartidas por toda la provincia. La principal está en la misma ciudad de Teruel, pero tienes otras en Albarracín y más allá. Recuerda que si viajas con niños «Territorio Dinópolis» es casi imprescindible.

El mapa de la ruta por Teruel quedaría así:

Como ves es una ruta lineal que no supone muchos kilómetros para pasar tres días. Si lo que quieres es ampliar tu recorrido te dejo a continuación otros lugares de Teruel que te pueden interesar:

Si te apuntas todos los lugares que hay arriba te va a dar para una ruta bastante larga que no se arregla en un fin de semana, deberías hacer un roadtrip de bastantes días – más de una semana seguro. Planifícalo bien y no quieras verlo todo de una tacada si tienes poco tiempo. Esta ruta de 3 días por Teruel y sus alrededores que te acabo de explicar puede servir para hacer una primera aproximación a la provincia, aunque la provincia de Teruel es mucho más que su capital.

En este artículo solo te he hablado de la parte cultural de Teruel, pero las rutas por la naturaleza son también impresionantes. Te he dejado más arriba la que es para mí una de las más bonitas de la provincia, el nacimiento del Río Pitarque, en la localidad de Pitarque, en el Maestrazgo. Por allí hay también pueblos con encanto, como por ejemplo Tronchón, donde el mayor atractivo se encuentra en el empacho de comida que puedes tener si vas a comer a Casa Matilde. La experiencia te será, como mínimo, curiosa.

Y creo que con esto tienes ya suficiente para disfrutar de Teruel en 3 días probando eso que conocemos como slowtravel, y ya de paso meternos en el mundo rural, el verdadero mundo rural.

Una filósofa y un politólogo que amana viajar y lo hacen a pesar de los pocos recursos que tienen. Viajar es más que un capricho, viajar es una necesidad y aquellos que somos pobres en un primer mundo de opulencias tenemos derecho también a realizar nuestros sueños viajeros. Porque los pobres también viajamos.
Entradas creadas 186

Un pensamiento en “Ruta de 3 días por Teruel y alrededores

Responder a miguel Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: