Ruta circular en coche por pueblos del Maestrazgo de Teruel y Gúdar-Javalambre

La del Maestrazgo de Teruel, que conecta de un modo intimísimo en este punto con la de Gúdar-Javalambre, es una zona perfecta para disfrutar de lo que se conoce como slow travel, de hacer rutas por la naturaleza, de descansar en pueblos con encanto, de transitar por carreteras poco transitadas y de disfrutar de los bellísimos paisajes poblados de colinas sinuosas y campos extensos.


El Maestrazgo de Teruel es una comarca aragonesa que se encuentra al este de la provincia turolense y que tiene como capital el pueblo de Cantavieja. El Maestrazgo lo conforman 43 municipios, muchos de ellos – por no decir todos – llenos de encanto y con algo que ofrecer al viajero.

El Maestrazgo es una tierra que sufre eso que se conoce como despoblamiento, y en algunas de sus localidades apenas se pueden encontrar habitantes. Otras han sido abandonadas por cuestiones que van más allá de la voluntad de vivir. Algunas localidades sobreviven a duras penas.

En los pueblos, algunos de ellos – los menos habitados – no tienen servicio continuo de farmacia, ni panadería. Justo cumplen con el cupo para que las niñas y niños tengan el derecho de asistir a la escuela en su propia localidad. Estos pueblos son bellos a la par que desgraciados – y no se me interprete mal con esta expresión, saben aquellos que me leen asiduamente que no voy por ese camino – ya que a menor población menor inversión, ergo, mayor olvido.

Pero no quiero centrarme en ese aspecto poco agradable del territorio, no al menos en este articulo. Ese tema lo he tratado en muchos otros artículos que se pueden leer en este blog, y te referencio el siguiente por si quieres leer qué pienso sobre el tema: 🔗 Ruta por los lugares olvidados del Maestrazgo. Aquí lo que quiero hacer es recomendarte una ruta en coche que bien puede ser de 2 o 3 días, una ruta circular que te llevará por pueblos del Maestrazgo de Teruel y por la comarca de Gúdar-Javalambre.

Esta ruta empieza en el pueblo de la Iglesuela del Cid, un pueblo precioso que es frontera inmediata con Castelló. Empieza en la Iglesuela y acaba en ella, tiene un total de 128 kilómetros y recorre 8 pueblos.

El estado de las carreteras es generalmente bueno, en algún punto encontrarás el firme en mal estado – entre Allepuz y Valdelinares, por ejemplo – pero la conducción no es complicada. Además, los paisajes que te rodean – sobre todo en primavera – plagados de masías y ermitas rurales harán que no te importe si hay un bache de más o de menos.

La Ruta

Primera parada: Iglesuela del Cid

Iglesuela del Cid es un precioso pueblo que tiene una gran cantidad de patrimonio histórico, además de encontrarse en un entorno fantástico. Este pueblo es la puerta de entrada al Maestrazgo desde Castelló y viniendo desde Vilafranca del Cid, otro pueblo interesante capital del arte de la piedra en seco.

Tierra de Templarios – como toda la comarca – mantiene en pie algunos palacios, restos de murallas y puertas de las mismas. La torre que hoy forma parte del edificio consistorial nos recuerda que allí había un castillo templario. Junto a esta torre y el Ayuntamiento encontramos el Palacio Matutano-Daudén, hoy en día Hospedería de Aragón y, por lo tanto, alojamiento. También es interesante la 🔗 Pobla del Bellestar, que está al otro lado del río de las Truchas y, por lo tanto, en Castelló, pero a los pies mismos del pueblo de la Iglesuela.

Puedes leer más extensamente sobre este pueblo haciendo 🔗 click aquí.

Segunda parada: Cantavieja

Cantavieja puede que sea algo más conocido, ya que forma parte de la red de los pueblos más bonitos de España. De Cantavieja destaca su posición en lo alto de un peñón calizo de 1300 metros de altura. Viniendo desde la Iglesuela la estampa emociona, pero emociona más cuando abandonas el pueblo y continúas con la ruta. Esa imagen no tiene desperdicio.

Cantavieja conserva, como Iglesuela, restos del antiguo castillo que fue destruido casi por completo en las Guerras Carlistas. Ahora el castillo es el calvario y puedes acceder a él de forma libre.

Son varios los elementos que destacan en el pueblo de Cantavieja, entre los que encontramos palacios y torres, siendo la más destacada de todas ellas la del campanario que se abre en arco para dar paso entre calles.

Puedes leer más sobre Cantavieja siguiendo 🔗 🔗 este enlace y también este otro.

Tercera parada: Fortanete

Fortanete es otro pueblo precioso con un impresionante casco urbano hecho de mucha piedra y casas antiquísimas. El paso del Río Guadalope por su termino municipal constituye una de las estampas más bonitas de toda la ruta, la conformada por el curso de agua y el puente de piedra que salva el corriente natural de agua y permite acceder a los campos preciosamente delimitados por muros de piedra en seco.

Su casco histórico esta lleno de ejemplos de arquitectura popular destacados, está presidido por la monumental iglesia barroca y el precioso ayuntamiento con lonja que data del siglo XVI. Como el resto de pueblos que vamos a encontrar en esta ruta, lo interesante no se agota en el núcleo urbano sino que se extiende hasta el campo y más allá. En Fortanete, por ejemplo, puedes hacer una ruta hasta el castillo del Cid.

Cuarta parada: Villaroya de los Pinares

Villaroya de los Pinares es un pueblo encantador, o así nos lo parece cuando nosotros lo visitamos. A la sombra de la sierra de Gúdar y con la vera del río destacando en la parte baja, este pueblo es de una monumentalidad indiscutible.

Destaca en Villaroya de los Pinares la torre campanario almenada que se sitúa en un promontorio y apartada de la iglesia, de grandes proporciones y de distintos estilos, desde el bajomedieval hasta el italiano. A destacar son también las tres ermitas que se encuentran en el pueblo y alrededores – hay ejemplos similares en todos los pueblos de la ruta -, y también el Ayuntamiento, en la parte baja del pueblo, en la Plaza de los Arcos.

Como en el resto de los casos, el pueblo no se agota en sí mismo sino que se extiende hasta más allá de la delimitación urbana llenando los campos de masías, algunas de ellas fortificadas. A destacar también, y fuera del casco histórico, el Camino de los Pilones que se vislumbra desde la carretera y que va de Villaroya de los Pinares hasta Allepuz, el camino histórico que formaba parte del Camino Real entre Teruel, el Maestrazgo y las poblaciones del Levante. Es el único tramo que se conserva en todo Aragón de estas características y es curioso por los pilares que se alzan a ambos lados del sendero y que, posiblemente, servían para marcar la ruta en momentos en los que las condiciones climatológicas no eran del todo favorables.

Quinta parada: Allepuz

Allepuz es el siguiente pueblo de la ruta, que se encuentra a más de 1.400 metros de altura entre las sierras de Gúdar y las del Maestrazgo. Su casco histórico es muy interesante, con grandes palacios, una iglesia de enormes proporciones y la Casa Grande hoy en día reconvertida en Hospedería de Aragón.

El núcleo urbano de Allepuz es interesante, pero lo más bonito parece ser que se encuentra en los alrededores, con múltiples rutas que pueden realizarse por el valle del río Sollavientos.

Desde este pueblo nos adentramos, ahora, hasta otra comarca, la de Gúdar-Javalambre, para acercarnos hasta el municipio más alto de España, aunque no debemos dejar de tener en cuenta todo lo que nos vamos encontrando por el camino, que son múltiples masías y ermitas rurales de gran valor.

Ermita de Santa Isabel, en Allepuz

Sexta parada: Valdelinares

Valdelinares tiene el honor de ser el municipio más alto de España. Además, allí se encuentra la estación de esquí Aramón Valdelinares. Como el resto de pueblos, su núcleo urbano es interesante aunque para mí es de los menos espectaculares de toda la ruta. Cabe decir aquí que la visita la hice un 1 de enero del año 2016, tendría que revisitarlo para formarme una segunda opinión.

Pero sigamos. En Valdelinares tienes arquitectura popular de renombre y también religiosa, como ermitas y la iglesia. Además, puedes hacer turismo de naturaleza y no solo de naturaleza, ya que la comarca de Gúdar-Javalambre es reconocida como Territorio Starlight por tener uno de los cielos nocturnos con más calidad de Europa. Por lo tanto, puedes hacer también turismo de estrellas y si eres astrofísico lo vas a gozar de lo lindo.

Masía.

Séptima parada: Linares de Mora

Nos desviamos ahora un poquitín de la ruta para pasear por el pueblo de Linares de Mora, una localidad de casas blancas y tejas rojas que a lo lejos y ya desde la carretera destaca entre el verde parduzco de la vegetación de la zona.

Otra vez las ermitas, los senderos y la arquitectura popular son los elementos que más destacan en esta pequeña localidad de la comarca de Gúdar-Javalambre. Portales, restos de fortaleza, la iglesia y la ermita de Santa Anna, desde la que se tienen unas vistas maravillosas del pueblo.

Puedes leer más sobre el pueblo de Linares de Mora haciendo 🔗 click aquí.

Octava parada: Mosqueruela

Vamos ya con el último pueblo de la ruta: Mosqueruela. Esta localidad es algo mayor que el resto, sus habitantes pasan del medio millar, y también sus dimensiones son mayores.

Mosqueruela es un pueblo que todavía hoy en día guarda un carácter medieval muy marcado. Restos de la muralla, torres, la plaza porticada, los grandes palacios, la iglesia que es una mezcla de gótico y barroco… Pasear por las calles de Mosqueruela es todo un festín que hay que disfrutar detenidamente.

Otro de los hitos de Mosqueruela que nosotros todavía no hemos podido visitar es La Estrella, una pequeña localidad – por así decirlo – que forma parte del municipio de Mosqueruela a la que quisimos acercarnos en nuestra última excursión al pueblo. No pudimos hacerlo porque había una tormenta terrible acechando y no queríamos arriesgar; allí cuando hay tormenta más vale irse con cuidado. Pero pendiente queda.

Puedes leer más sobre Mosqueruela haciendo 🔗 click aquí.

Consejos

Esta ruta está pensada para realizar en un par o tres de jornadas, aunque si te apetece puedes hacerla en una sola, pero va a ser todo muy rápido.

Si quieres ampliarla hay otros lugares de interés cerca que merecen la pena, como puede ser Alcalá de la Selva (lee más aquí) o Puertomingalvo (también puedes leer más aquí).

Puedes hacer otra ruta partiendo más o menos del mismo lugar pero en vez de ir hacia Gúdar-Javalambre te adentrarías en la provincia de Castelló (echa un vistazo aquí).

Puedes encontrar más información sobre rutas y cosas que hacer en las páginas de turismo que ahora te enlazo.
Turismo Maestrazgo
Virgen de la Estrella
Territorio Starlight

Y si te interesan más destinos en la provincia de Teruel puedes leer también más cosas siguiendo 🔗 este enlace que te llevará a todos los artículos que hay publicados en el blog al respecto.

Espero que con este artículo te haya animado a visitar estos pequeños pueblos de Teruel que no por ser pequeños tienen menos valor. Disfrutad de las visitas, y disfrutad del camino que es también parte del viaje.

Una filósofa y un politólogo que amana viajar y lo hacen a pesar de los pocos recursos que tienen. Viajar es más que un capricho, viajar es una necesidad y aquellos que somos pobres en un primer mundo de opulencias tenemos derecho también a realizar nuestros sueños viajeros. Porque los pobres también viajamos.
Entradas creadas 141

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: