• Aragón,  España,  Maestrazgo,  Teruel

    Tronchón y Casa Matilde | El buen hacer del pueblo

    Las tierras del Maestrazgo turolense son tierras duras, tierras difíciles, de una orografía complicada y un clima severo que marcan el carácter de las gentes. Sus montañas escarpadas, de laderas cortantes y esa vegetación casi de subsistencia, que pinta de un verde pardo toda la superficie, son el lienzo donde aparecen pintados pequeños pueblos hechos de piedra, sufrimiento y supervivencia. Supervivientes son también las gentes que habitan estas tierras, las pocas gentes que todavía tienen el valor de seguir viviendo en un lugar donde la comunicación es difícil, por la dificultad de acceso por carretera y también porque las compañías de telecomunicaciones parecen no estar interesadas en ese pedazo de…