Tarascon-sur-Ariège | Entre montañas y agua.

Tarascon-sur-Ariège vive entre montañas, el cielo y el agua del río. Un lugar que era fortaleza, del que quedan torres y calles sinuosas que suben alto, muy alto, hasta abrirse en la plaza del pueblo. Una localidad que recuerda a quienes huyeron de los males de la guerra. Tarascon-sur-Ariège merece detenerse un rato, como mínimo.


Este pueblo, que tiene como nombre el de una bestia fantástica, es de esos lugares que son bonitos pero no demasiado fantásticos, de esos sitios a los que llegas y tienes que rascar un poco para encontrar lo bonito.

Sí, no es impactante cuando llegas, aunque sí impactan los paisajes que lo rodean. Y claro, es que entre esas moles montañonas que son los Pirineos cualquier pueblo suma encanto. Pero el de Tarascon no se queda solo en el entorno, tiene más de lo que parece cuando llegas – aunque menos de lo que pensaba antes de ir.

Lo bonito de Tarascone-sur-Ariège es que es enclave estratégico entre valles, y entre ríos. El agua está presente todo el rato, y la montaña también. Es la puerta de entrada al Haute-Ariège y eso se nota: los relieves sinuosos dan paso a picos altísimos. Y así es como Tarascone, sin ser uno de los lugares más bonitos de Francia, se convierte en un imprescindible en tu viaje al Ariège.

Una cuestión personal, o de curiosidad irrelevante, es lo que me hace parar, también, en Tarascon-sur-Ariège. Es divertido saber que el nombre de la localidad viene por la tarasca, lo que aquí sería la cucafera, ese ser mitológico medio dragón, medio serpiente, que se esconde bajo tierra y aterra a los que viven en la superficie.

Aunque el Tarascón que da nombre a la tarasca no es este Tarascón, sino el que hay en la Provenza – no es sur Ariège aquél – este Tarascón, el que está sobre el río que da nombre al departamento, lleva su nombre también por lo mismo que el otro.

Esta tarasca, y como he dicho, me recuerda a la cucafera de Traiguera, o a algunas de les roques que salen en la procesión del Corpus Christi en València. También me recuerda al dragón de Cervera del Maestre, por hablar de lugares cercanos a los que me son familiares, pero tiene relación también con muchas otras celebraciones, no solo en Francia, sino también aquí – y como digo – En España.

Todo este rollo del nombre no es baladí, aunque lo parezca. También viene porque hace un tiempo descubrí que en Morella – sí, ese pueblo tan bonito que hay en la castellonense comarca de Els Ports – tiene una pequeña plaza llamada dels Tarascons. La leyenda – aunque no la ciencia – cuenta que se llama así porque allí llegaron gente de la zona de Tarascon-sur-Ariège, pero no gentes cualquiera, sino cátaros. Porque sí, no sé si conocéis este dato, pero cuando los cátaros huyeron de las garras de la Santa Madre Iglesia los que pudieron escapar siguieron un camino, el conocido como de los Bons Homes, y llegaron, primero habiendo atravesado Catalunya, hasta el norte de lo que es hoy la Comunitat Valenciana.

Así, aquellos cátaros establecieron una comunidad importante, sobre todo, en la población – también bonita – de Sant Mateu, en el Baix Maestrat de Castelló, pero no solo vivían en Sant Mateu – aunque ese fuese su núcleo neurálgico -, y cuenta la historia que en Morella se escondía a ratos el cátaro Belibasta, conocido como el imperfecto por no seguir las doctrinas de su pura iglesia. Y como la historia de los cátaros es una historia que me parece de lo más interesante, y me gusta que haya referencias de ellos cerca de mi lugar de nacimiento y desarrollo vital, pues ir a Tarascon, y con esa relación ahora mencionada, era inevitable.

Qué ver en Tarascon-sur-Ariège

Com digo, Tarascon-sur-Ariège no es de los pueblos más bonitos de Francia, pero sí guarda un encanto especial en sus construcciones, manteniendo todavía a día de hoy ese aire medieval traducido en calles de piedra, estrechas, viviendas apiñadas y alguna que otra torre y puerta.

De la parte baja de Tarascon, que es moderna y un poco decadente, pero agradable por el curso del río y el verde de a vegetación, debes empezar a subir para llegar a lo que sería el centro neurálgico del Tarascon de antaño: hoy en día es la Place Garrigou, una plaza rodeada de viviendas típicas que suma encanto si llegas allí un día de mercado (📅miércoles y sábados por la mañana).

Desde allí puedes ver algunos de los vestigios medievales mejor conservados del lugar: la Torre de San Miguel, que es la que da nombre a la plaza en la que se encuentra. Esta torre, de origen medieval y que data del siglo XI, era parte de la iglesia que llevaba el mismo nombre y que hoy en día está desaparecida debido a las Guerras de Religión – que tanto aparecen en los relatos centrados en esta parte de Francia.

La Tour Saint Michel desde la Tour du Castella

Estás en lo alto, o eso crees, y es que hay otro lugar interesante al que ir, que es la Tour du Castella, o del castillo. Y sí, no está en francés el nombre, sino en occitano, y es que Tarascon pertenece a Occitania, ese territoiro histórico unido por una lengua común que fue la de la cultura en la Edad Media. En muchos lugares de Francia, aunque no se habla casi, puedes encontrar referencias en las calles, en los nombres de las plazas, pero no en las bocas de las gentes, que es donde una lengua no muere.

Lo Tour du Castella es una torre no medieval, sino del siglo XVIII. Desde ella tienes unas vistas tremendas de la localidad y del entorno, y va bien pararte allí para tomarte un respiro, y es que llegar a la Tour du Castella va a suponer tener que subir todavía más cuestas de las que habías subido antes.

De la torre vuelves a la plaza, pasando por lo que queda de las antiguas murallas de la ciudadela y también de las calles de piedra casi totalmente medievales. Cuando vas por allí y quieres volver a la plaza que aquí, a este lado de los Pirineos, sería la plaza mayor del pueblo, pasas por una escultura que recuerda a las gentes que cruzaron los Pirineos desde España para salvar su vida de las garras del fascismo (📍encontrarás el monumento en la Place du Castella, en el centro del parque).

Te recuerdo que en esta parte de Francia son numerosas las referencia a esta época histórica, y tienen mucha relación con España. Puedes leer la historia del campo de concentración de Vernet 🔗 en este enlace.

Desde ese punto llegas a la Porte d’Espagne, o Puerta de España, una puerta que data del s. XIV y que nos recuerda a ese Tarascon medieval. Lo curioso de esa construcción, y es lo que nos parece a nosotros, es que tiene como viviendas en su interior o algo parecido. Qué maravilloso sería vivir en una torre medieval – eso sí, de condes para arriba, lo de ser pobre sin una cobertura social digna, no.

La Porte d’Espagne desde el interior de la ciudadela.

Y llegas de nuevo a la Plaza Garrigou y desciendes de nuevo por una de las calles más bonitas de Tarascon, la Rue du Barri, que lo es por motu proprio ya que las casas pintadas de colores, las galerías de artistas, las plantas y las flores le confieren tanto encanto que te pasarías todo el día subiendo y bajando el desnivel que supone ir y venir por esa calle.

En la parte más nueva de la localidad, porque ya estarás otra vez allí, puedes visitar sus calles comerciales y disfrutar del río y del puente viejo, que por la noche es impresionante, y también de la Iglesia de Santa Quiteria, del siglo XIII pero muy reformada en siglos posteriores.

Y así es cómo puedes dar un paseo rápido por Tarascon-sur-Ariège, o puedes quedarte en esta localidad para descubrir la zona que es, sin duda, muy interesante.

Más información

En lo siguientes enlaces te dejo información que puede servir para organizar tu visita a la localidad, e incluso a la zona. Recuerda que en el blog tenemos numerosos artículos que se centran en el Ariège:

Una filósofa y un politólogo que amana viajar y lo hacen a pesar de los pocos recursos que tienen. Viajar es más que un capricho, viajar es una necesidad y aquellos que somos pobres en un primer mundo de opulencias tenemos derecho también a realizar nuestros sueños viajeros. Porque los pobres también viajamos.
Entradas creadas 180

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: