Trasmoz | Pueblo maldito y excomulgado por la gracia de Dios.

Trasmoz, a los pies del Moncayo, en la provincia de Zaragoza, es el único pueblo excomulgado de España y que sigue estando maldito. Su sino lo marca la política de la Edad Media y desde entonces es conocido como el pueblo de la brujas. Acompáñame a dar un paseo por esta localidad tan singular.


El Moncayo es tierra de leyendas, la montaña que preside el relieve de este territorio compartido por Aragón y Castilla y León ha sido siempre caldo de cultivo para despertar historias fantasiosas y sobrenaturales. El folklore popular ha sentido, desde tiempos inmemoriales, que el macizo dominaba sus vidas. El pico más alto del Sistema Ibérico susurra historias a oídos de oriundos y visitantes.

El Moncayo, hoy en día, es un reclamo turístico potente en la zona por ser él mismo Parque Natural, pero sin adentrarte en el parque puedes disfrutar de lo que su leyenda – negra o no – sigue despertando en el imaginario popular de la zona.

No voy a dejar escrito aquí un artículo sobre el Moncayo, de hecho es un lugar que no he explorado aún – espero algún día poder hacerlo -, pero si he viajado por sus alrededores algunas veces y la silueta del gigante de piedra – y su brisa, claro – nos ha acompañado siempre en nuestras rutas por ese territorio.

El Moncayo al fondo, cubierto por nubes y nieve.

Esta vez quiero centrarme en el pueblo de Trasmoz, una pequeña localidad en la que apenas viven 100 personas – las últimas estadísticas señalan que son 88 – y que su historia negra se remonta al siglo XIII. Esta leyenda se agrandará en el XVI y con la llegada de Bécquer con el fin de curarse de tubercolosis la leyenda continuará por los siglos de los siglos, sin amén. Sí, Trasmoz a día de hoy sigue excomulgado, y sigue maldito.

La historia ¿maldita? de Trasmoz

Debemos remontarnos al siglo XIII, al año 1255 de nuestro señor, cuando el conflicto se deshata. El pique entre el pueblo de Trasmoz y el vecino Monaseterio de Veruela era de sobra conocido en la época. La cosa de la excomulgación es tan mundana como la religión misma: lo que desató el conflicto fue el derecho a usar madera del Monte de la Mata. El pueblo de Trasmoz se negó a acatar las órdenes del abad del monasterio, el señor Andrés de Tudela, y éste, muy cristiano él, tachó de la lista a Trasmoz expulsándolo, para siempre, del Reino de los Cielos.

Así, y hasta día de hoy, Trasmoz está excomulgado, pero es que no solo eso, Trasmoz es también un pueblo maldito. ¿Y por qué es Trasmoz un pueblo maldito? Te preguntarás. Pues bueno, la historia no es muy distinta a la que acabo de contar.

Trasmoz en otoño.

Resulta que en el año 1511 el señor de Trasmoz, Pedro Manuel Ximénez de Urrea, se quejó del uso indebido que los religiosos del monasterio estaban haciendo del agua. Los habitantes de Veruela habían desviado el curso natural del agua y de este modo no llegaba a las familias de Trasmoz. El asunto fue tan sonado que llegó a las Cortes de Aragón, que mediaron a favor del señor de Trasmoz, pero parece que la decisión no fue del agrado de los habitantes de Veruela. Muy cristianamente también, no acatando la sentencia, cuentan que el abad del monasterio, en plena madrugada, cubrió la cruz con una tela negra y se puso a recitar el salmo 108 de la Biblia, usado para maldecir a los enemigos. Para más inri, acompañó cada maldición con un toque de campana asegurándose así de que los vecinos del pueblo se enteraban de la desgracia que les estaba cayendo. Desde ese momento, y hasta hoy, Trasmoz es un pueblo, además de excomulgado, también maldito.

Y aquí os dejo el Salmo, para que le echéis un vistazo:

1 Mi corazón está dispuesto, oh Dios;
    Cantaré y entonaré salmos; esta es mi gloria.
2 Despiértate, salterio y arpa;
Despertaré al alba.
Te alabaré, oh Jehová, entre los pueblos;
A ti cantaré salmos entre las naciones.
Porque más grande que los cielos es tu misericordia,
Y hasta los cielos tu verdad.
Exaltado seas sobre los cielos, oh Dios,
Y sobre toda la tierra sea enaltecida tu gloria.
Para que sean librados tus amados,
Salva con tu diestra y respóndeme.
Dios ha dicho en su santuario: Yo me alegraré;
Repartiré a Siquem, y mediré el valle de Sucot.
Mío es Galaad, mío es Manasés,
Y Efraín es la fortaleza de mi cabeza;
Judá es mi legislador.
Moab, la vasija para lavarme;
Sobre Edom echaré mi calzado;
Me regocijaré sobre Filistea.
10 ¿Quién me guiará a la ciudad fortificada?
¿Quién me guiará hasta Edom?
11 ¿No serás tú, oh Dios, que nos habías desechado,
Y no salías, oh Dios, con nuestros ejércitos?
12 Danos socorro contra el adversario,
Porque vana es la ayuda del hombre.
13 En Dios haremos proezas,
Y él hollará a nuestros enemigos.

Y como es de esperar, además de lo contado antes, Trasmoz es también lugar de akelarres y reuniones paganas. Porque sí, porque las brujas dan mucho miedo y Trasmoz no podía ser menos. Pero claro, es que Trasmoz fue frontera entre reinos, y cómo no iba aquel pueblo a tener historias oscuras detrás. El tema brujas, muy extendido por toda la geografía española, pero más aún por la aragonesa y navarra, es el comodín del público para aquellos que quieren dar mala fama a un lugar. No voy a extenderme en este tema, ya que he hablado en otras ocasiones – os he dejado los artículos enlazados -, pero sí voy a señalar que Trasmoz – y muy acertadamente a mi juicio – ha hecho de la brujería su mayor fortaleza. Voy seguidamente con ello.

Trasmoz y la brujería

Como todo pueblo en el que las montañas mágicas dominan el día a día de las gentes, la bujería y el paganismo forman parte también de la cotidianidad del lugar. Así, Trasmoz no va a ser menos y su Moncayo será el lugar de reunión de brujas y demás personajes que se apartan de lo común y que son apartados del transcurrir habitual de la vida del lugar.

Sin duda el paso de Bécquer por el pueblo, quien quedó prendado de la magia que a sus ojos desprendía la localidad, fue trascendental para que las brujas se erigiesen como parte importante de la vida del pueblo. En la época en la que el poeta romántico pasó por ese pequeño pueblo dominado por un tremendo castillo – no exento, tampoco, de leyenda – había mujeres que se dedicaban a curar a las gentes con remedios botánicos y demás artes naturales. De esas había en todos los pueblos, y en todos los pueblos las más sabias del lugar eran tratadas como brujas. Como digo, también en Trasmoz.

De las curanderas se decía que mataban a recién nacidos para prolongar su juventud, que rompían parejas, que llamaban a las tormentas… Vamos, el miedo del ignorante frente a lo que no puede comprender. De las brujas conocidas por Bécquer destacaré una, La Casca, de la que se conoce su muerte atroz a manos de bárbaros. En el pueblo, a día de hoy, se rememora su historia con un mural impresionante. Y ¿qué le pasó a La Casca? Pues que perseguida por la multitud enloquecida de fanatismo acabo muriendo barranco abajo, perdiendo así la vida para siempre. La Casca fue la última bruja ajusticiada en Trasmoz.

De Trasmoz y sus brujas quiero destacar una iniciativa que me parece simplemente maravillosa y es la fiesta que se desarrolla el primer sábado de todos los meses de julio en la localidad, la Feria de la brujería y las plantas medicinales y que tiene como protagonista principal a la Bruja del Año, tradición instaurada en el año 2009 y que escoge a la que será la representante de la localidad ese año. También es de interés la recuperada Luz de las Ánimas, que tiene lugar el día de Todos los Santos. Ambas fiestas, a las que aún no he podido asistir, están entre mis futuribles más deseados.

Cosas que puedes hacer en Trasmoz

El tema de la brujería es ya lo suficientemente interesante como para visitar esta localidad zaragozana, y casi todo lo que se ofrece allí está relacionado con este tema. En el Castillo – que tampoco hemos podido visitar aún después de dos visitas a la ciudad y que actualmente está cerrado de forma permanente – tienes el Museo de la Brujería.

Es también interesante saber que en el pueblo se encuentra la casa del poeta, una antigua vivienda reformada y que ha sido desde 2006 residencia de artistas, y es que en Trasmoz se realiza también el Festival de poesía el Moncayo. Después de ser vendida, esta casa ha retomado su actividad artísica a manos del nuevo propietario, el poeta Mariano Castro. Debes saber que es la única casa de este tipo en España.

La Casa del Poeta, a la derecha.

En Saint-Cirq-Lapopie, en Francia, existe otro lugar parecido, la 🔗casa del artista.

También debes saber que en Trasmoz existe un paseo dedicado a la figura de la Bruja, que recientemente ha sido vandalizado ya que se han robado las figuras de las brujas que había dispuestas en el interior de las esculturas que se encuentran a lo largo de todo el recorrido. Y debes saber también que había una estatua de Bécquer, impresionante, a los pies del castillo de Trasmoz, y que nosotros tuvimos la suerte de ver antes de que unos ladrones la robasen para después trocearla y venderla a piezas (puedes ver la escultura visitando el enlace que aparece seguidamente).

Y aquí termina todo lo que te quería contar sobre este pueblo. Un lugar que es interesante por la historia que guarda, pero también por cómo la han gestionado. Sin duda es una visita interesante que nosotros hemos hecho en dos ocasiones, la última aprovechando la AgroVan y la nueva zona de caravanas que hay en la parte más baja de la localidad. Trasmoz, así como el Moncayo, es una zona que debes conocer ya que tiene muchas cosas interesantes que mostrar.

Más información

Te dejo diversos enlaces que pueden servirte para preparar tu visita a Trasmoz:

Una filósofa y un politólogo que amana viajar y lo hacen a pesar de los pocos recursos que tienen. Viajar es más que un capricho, viajar es una necesidad y aquellos que somos pobres en un primer mundo de opulencias tenemos derecho también a realizar nuestros sueños viajeros. Porque los pobres también viajamos.
Entradas creadas 186

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: