Ruta por Andalucía en 8 días.


Andalucía es un territorio muy extenso que no se ve en un viaje solo, que necesita de mucho tiempo y que debe plantearse como un trayecto bastante largo, si es que quieres abarcar mucho de la región. Tanto hay por ver que no tendrás para nada tiempo en una semana para disfrutar de los múltiples atractivos que existen, pero voy a intentar darte una guía de lo que puedes hacer en más o menos una semana.


Este viaje no es el primero que realizamos a Andalucía, será nuestra tercera incursión en esta comunidad autónoma española que es una locura de extensa y que, como he dicho en la introducción, necesita mucho mucho tiempo para ser visitada. Así, te voy a proponer, a modo de esquema, la ruta que nosotros hicimos en el mes de enero y para celebrar mi 36 cumpleaños. El viaje fue en furgoneta y solo nos alojamos en un hotel una noche en la Línea de la Concepción, antes de ir a Gibraltar. El resto, como digo, dormimos donde pudimos, y no fue fácil, a veces, encontrar sitios decentes donde dormir, pero sarna con gusto no pica.

Si quieres ver otras opciones de viaje por Andalucía, puedes seguir 🔗este enlace.

Ruta por Andalucía en una semana

Como venimos de la Comunitat Valenciana, entramos por Almería aunque nos la saltamos para empezar con la provincia de Málaga, y la ruta quedó así:

Día 1 | Frigiliana y Málaga

Por ser un día de muchos kilómetros – después de la primera media jornada conduciendo desde el norte de Castelló – llegaremos a Frigiliana, uno de los pueblos más bonitos de España y un imprescindible en la provincia de Málaga, a media mañana. El pueblo de Frigiliana se recorre rápido, no necesitas mucho tiempo para verlo decentemente, y sin duda el salirse de la carretera principal para ir hasta allí vale mucho la pena.

Después de Frigiliana podríamos seguir con otros lugares cercanos a ella pero decidimos seguir hasta Málaga capital ya que es domingo y ese día por la tarde hay muchos monumentos y museos que son gratuitos. Llegaremos a Málaga un poco después de las dos de la tarde, comeremos lo que traemos de casa en un banco de un parque e iremos a visitar la Alcazaba que el domingo por la tarde es gratuita. Después de la Alcazaba iremos al Museo Picasso, que también es gratuito el domingo por la tarde, y tendremos que hacer como media hora de cola para poder acceder. Viendo que nos sobra tiempo nos iremos después al Centro Pompidou ya que es también gratuito el domingo por la tarde y tiene exposiciones muy interesantes.

Llegada la noche nos iremos a tomar algo por el centro de la ciudad, que es preciosa y nos recuerda de alguna manera a València. Y sí, en Málaga puedes estar más tiempo, y nosotros estaremos hasta la mañana siguiente – buscaremos un lugar para dormir por allí – pero decidiremos marcharnos hasta nuestro próximo destino ya que todo lo que queríamos ver de la ciudad lo hemos visto, teniendo en cuenta que Málaga es una ciudad que se pasea, y con ello tienes mucho hecho.

Día 2 | Ronda, Setenil de las Bodegas, Júzcar y Marbella

Este segundo día de ruta lo pasaremos por el interior de Málaga, y parecerá que lo que hacemos no tiene sentido, pero es que hay tormentas y lo que JJ tenía planeado no podrá realizarse debido, justamente, a las lluvias. Así iremos a Ronda, una localidad preciosa que te lleva como 3 o 4 horas visitarla, y que es mucho más que el puente – imprescindible pasear por su casco histórico y tomarte algo en alguna de sus plazas.

Nos desplazamos después hasta Setenil de las Bodegas, que está en la provincia de Cádiz pero muy cercano a Ronda, y que es también uno de los pueblos más bonitos de España y muy conocido, sobre todo, por las casas-roca que a nosotros nos recuerdan en gran medida a Alcalá de Júcar – en Albacete. Setenil es un sí pero no, y de él nos marchamos hasta un pueblo muy curioso que nos gustará bastante.

Ese pueblo es Júzcar, el pueblo pitufo, que fue pintado de azul para promocionar la película de los Pitufos y que después tuvo problemas con los herederos de la marca Pitufo así que tuvo que quitarse eso de pitufo en el nombre. Aunque eso da igual porque Júzcar sigue pintado de azul y es muy bonito, porque entre tanto blanco mola ver algo azul – además de la referencia a los Pitufos, que para nosotros es cuestión menor.

Júzcar es un pueblo al que se llega por una carretera llena de curvas y que va por el monte, pero a mi juicio merece la pena desplazarse hasta él.

Y como he dicho, por culpa de la lluvia nos saltaremos cosas en Málaga (Antequera por ejemplo) que serían imprescindibles y nos iremos, entonces, hasta Cádiz. Bueno, o hasta Gran Bretaña. Sí, el hecho de pasar por Marbella, localidad preciosa y que nos da con un canto en los dientes ya que nosotros esperamos otra cosa, más kitch, y resulta que su centro histórico es una cucada de bonito y está de súper bien cuidado. Imprescindible, por lo tanto, visitar el centro de Marbella.

Y de allí nos iremos hasta la Línea de la Concepción porque al día siguiente viajaremos hasta Gran Bretaña.

Día 3 | Gibraltar y Tarifa huracanada

Nuestro tercer día de viaje lo invertiremos visitando Gibraltar, para mí un imprescindible si se está en la provincia de Cádiz y que te supondrá un día completo de excursión. Lo que necesitas saber para visitar Gibraltar te lo conté ya 🔗aquí.

De Gibraltar nos iremos dirección Cádiz, alargando hasta Tarifa, lugar que no disfrutaremos porque el viento que hace allí es terrible. Pasaremos la noche en la localidad y al día siguiente intentaremos visitarla, pero el viento seguirá siendo terrible, por lo que desistiremos y seguiremos el viaje.

Día 4 | Playa de Bolonia, Vejer de la Frontera, Medina-Sidonia y Cádiz

El día 4 de viaje es totalmente improvisado. En realidad hubiéramos tenido que ir hasta Antequera, pero como he dicho antes, la lluvia obliga a cambiar los planes. En un principio, y según sé a partir de lo que JJ me cuenta en esos momentos, teníamos que ir de Málaga a Gibraltar para después ir hasta el interior, pasar por Antequera y Ronda – y todo lo de la jornada 2 – y tirar hacia Sevilla. Pero en los viajes no siempre sale todo como se planea y en este caso, y este día, no será planificado.

Así, buscaremos un lugar en le que escapar del mal tiempo que hay esos días en el Estrecho y paramos primero en la Playa de Bolonia porque la he visto miles de veces en Instagram y quiero saber qué narices es aquello que tanta fama tiene – y ya que no tenemos plan para esa jornada, pues qué más da.

La Playa de Bolonia, y su duna, es bonita, pero más bonito es el yacimiento de Baelo Claudia, que se puede visitar pero que está cerrado en ese momento, aunque casi puede verse todo desde el exterior. En ese momento nos damos cuenta que la provincia de Cádiz tiene mucho por ver y que lo que haremos esa jornada será pasar el día, no visitar Cádiz como toca.

Seguiremos hasta Vejer de la Frontera, una de las mayores sorpresas del viaje. Un pueblo precioso, también de los más bonitos de España, que pensamos que se puede recorrer en un momento y nos tendrá paseando por él un buen rato. Casas encaladas, macetas de colores, flores – en enero también -, vistas impresionantes, antigua fortaleza, arcos… Una pasada de sitio que no puedes pasar por alto en tu viaje a Cádiz.

Y de allí vamos a Medina-Sidonia, un lugar que también he visto mencionado muchas veces en redes y en el que nos encontramos de nuevo con el viento. Medina-Sidonia mola, pero nos molará menos que Vejer. A gustos, colores. Ah, Medina-Sidonia, bien organizado, te llena una jornada completa.

Y de allí, y ya que estamos en la provincia, ¿por qué no ir a Cádiz? Nos apetece un montón pasar por el lugar donde se firmó la constitución más avanzada de su época, así que acabamos de pasar el día en la Tacita de Plata. En Cadiz callejeamos, comemos tortilla de camarón, tomamos cervezas, vamos hasta San Felipe Neri para tomarnos un café a la sombra del lugar en el que se firmó la Pepa, y vemos que Cádiz es Andalucía pero también otra cosa. Al atardecer damos un paseo hasta La Caleta y ponemos rumbo al destino final del viaje – más o menos.

Día 5 | Sevilla

Llegamos a Sevilla por la noche, después de Cádiz, y buscamos un lugar para dormir – que no es fácil. Allí vamos a pasar un par de días, no teniendo muy claro cuánto tiempo vamos a tener que invertir en visitar la ciudad.

Hay cosas que debemos visitar sí o sí, y esas son el Alcázar, así como la Catedral o el Parque Maria Luisa, además de pasear por una de las ciudades más visitadas de España. El primer día, por lo tanto, vamos hasta el Alcázar, habiendo comprado previamente las entradas por internet – aunque ese día la afluencia de gente no es muy grande – y visitamos además el Cuarto Alto. Las entradas nos parecen bastante caras, como nos lo parece la ciudad en general – al menos en lo que a visitas se refiere –, de modo que tenemos que seleccionar muy bien las visitas que vamos a hacer.

En el Alcázar estamos unas 4 horas – con el audioguía, que pagamos aparte – y después vamos hasta el Archivo de Indias, que es de entrada gratuita, para terminar tomando unas tapas por el centro. Seguiremos el día queriendo visitar la Catedral, que se supone es gratuita, pero las entradas gratuitas son limitadas y una vez se terminan estas debes pagar para acceder – un sinsentido que nos pone de bastante mala leche –, de modo que dejamos la Catedral – que visitaremos igual de otro modo – para ir hasta el Parque María Luisa y la Plaza de España, tremendamente sorprendente, preciosa, monumental.

De allí hasta la Torre del Oro y paseo por Triana para terminar el día tomando un fino – aunque nada barato.

Día 6 | Sevilla

Como digo, Sevilla requiere de, mínimo, un par de jornadas. Es una ciudad grande con monumentos que necesitan de bastante tiempo para ser visitados. Nosotros no visitaremos ni la mitad de lo que se puede visitar porque los precios son elevadísimos, pero sí asistiremos a misa para poder ver un poco de la Catedral – lo siento, poned precios más asequibles.

Vamos hasta Las Setas pero no subimos a lo alto porque también nos parece muy caro – y no nos llama nada la atención – pero sí visitamos Antiquarim, una ciudad bajo tierra que nos recuerda a la Almoina de València y que es de entrada gratuita con tu entrada al Alcázar. Después nos vamos por el barrio de Feria, que nos encanta – y también tomamos algo allí – y llegamos hasta la Macarena, dando un paseo por esa otra parte de Sevilla.

Regresamos al centro de la ciudad para admirar de nuevo La Giralda – impresionante, impactante -, comer alguna cosa y tomar un café en el bar la Giralda, que resulta estar en unos antiguos baños árabes del s. XII y que salieron a la luz no hace mucho tiempo. Sin duda un imprescindible en Sevilla para tomar algo en un entorno espectacular – el café sale a precio normal – e incluso comer, porque la carta no nos parece demasiado cara.

Es hora de desplazarnos hasta el próximo lugar, muy cerca de Sevilla, y que vamos a visitar el día siguiente.

Día 7 | Itálica, Carmona y Córdoba (de nuevo)

Estando en Sevilla es imposible no ir hasta Itálica, una verdadera ciudad romana de la que se conserva un espectacular anfiteatro en el que se rodaron escenas de Juego de Tronos. Si Sevilla era cara y sus monumentos te salían por un pico, Itálica va a ser de entrada gratuita – para las gentes europeas – y eso es de agradecer. La visita nos lleva más de una hora, y de allí nos vamos a otro imprescindible cerca de Sevilla.

Sin duda Carmona es un sitio que debes visitar, lo que queda de fortaleza es impresionante y solo llegar ya caes rendida a sus pies. Después das un paseo por sus calles y comes en una de sus plazas, y a muy buen precio, lo que es una maravilla. También es interesante pasar por el Parador de Turismo y tomarte un café allí, aunque sea un poco más caro de lo normal, ya que la zona de bar es maravillosa. De Carmona, además, es impresionante también todo el entorno y allí disfrutaremos de una de las estampas más chulas de todo el viaje.

Y nos toca ir regresando a casa, pero claro, hay que ir poco a poco, que son muchos kilómetros, así que pararemos en Córdoba, ciudad que sigue siendo nuestra preferida en Andalucía. A Córdoba llegamos ya oscuro, buscamos sitio para aparcar y vamos primero al Museo Arqueológico, que es gratuito, para después ir a tomar algo, al Bar Santos, una tortilla bien grande, y después damos un paseo por sus calles, y cuando nos cansamos nos vamos a dormir, y al día siguiente…

Día 8 | Córdoba y llegada a casa

Córdoba, como digo, me fascina, habiendo visto mucho ya de Andalucía sigue siendo mi ciudad favorita, y pasear alrededor de su Mezquita, ir a misa – sí, a misa, porque han quitado la entrada gratuita a primera hora de la mañana –, pasear por el Zoco, por el barrio judío, admirar la pequeña sinagoga… Córdoba es tanto que nos da pena tenernos que marchar, pero nos quedan muchos kilómetros hasta llegar a casa y a mediodía ponemos rumbo a nuestra casa.

Hacemos alguna parada por el camino que no tiene más importancia que el hecho de descansar un poco de la ruta. Nos marchamos, por tercera vez, de Andalucía llevándonos un buen sabor de boca, pero dándonos cuenta que como destino, económico, no es. Aún así hay que viajar a Andalucía, porque es una tierra riquísima y muy interesante.

Consejos finales

¡No quieras abarcar Andalucía al completo en un solo viaje! Ni se te ocurra ir con esa idea o vas a desesperar. Como puedes observar, nosotros estuvimos ocho días y vimos lo que vimos, y eso que ya habíamos estado un par de veces antes, cuando visitamos lugares como 🔗Granada o 🔗Córdoba, o 🔗Úbeda y Baeza, o 🔗Jaén. Andalucía es enorme, es muy extensa, tiene mucho patrimonio, es muy rica y también diversa. Andalucía posee ciudades con mucho patrimonio que son difíciles de visitar en un día. Hay otras más pequeñas que sí pueden verse en poco rato, pero nunca menos de una jornada completa.

Piensa también que Andalucía tiene mucha naturaleza, y si te interesa el tema tendrás que guardar alguna jornada para ello.

Puede, también, que tengas que cambiar los planes sobre la marcha, como nos sucede a nosotros. Si tu opción es hacer un roadtrip al uso no te será difícil en un destino como este en el que hay tanto por ver. Si la cosa está prefijada, entonces, tendrás que escoger bien las fechas para no tener problemas como nos pasó a nosotros.

A mi juicio, una buena época para visitar Andalucía es la primavera, o también otoño. En invierno se está de lujo, pero puede que te llueva. Visitar Andalucía en verano… bueno, no voy a decir que no puede hacerse porque la primera vez que visitamos esta comunidad autónoma fue a principios de septiembre y la segunda a finales de agosto. En Córdoba hacía mucho calor, aunque por las noches más o menos se podía soportar, y en Granada una cosa parecida, pero en Jaén, en los pueblos, refrescaba un poco. Yo no escogería el pleno verano para visitar Andalucía porque las temperaturas son muy altas, así que si te estás preguntando cuál es la mejor época para visitar Andalucía lo que yo te recomiendo es que escapes, en la medida de lo posible, de los meses de julio y agosto.

Y dicho todo esto, creo que queda suficientemente bien esbozada nuestra ruta de 8 días por Andalucía en furgoneta. Como inspiración para tu viaje creo que puede servirte, y ya sabes que no es necesario ceñirte a lo que otros cuentan. Mi consejo: ve picando de aquí y de allí y construye tu propia ruta. Así, deseo que te sea de ayuda y que disfrutes del viaje tanto como nosotros.

Una filósofa y un politólogo que amana viajar y lo hacen a pesar de los pocos recursos que tienen. Viajar es más que un capricho, viajar es una necesidad y aquellos que somos pobres en un primer mundo de opulencias tenemos derecho también a realizar nuestros sueños viajeros. Porque los pobres también viajamos.
Entradas creadas 186

2 pensamientos en “Ruta por Andalucía en 8 días.

  1. Anda, habéis pasado por mi tierra y yo sin enterarme jeje. Si soy andaluz de la provincia de Cadiz (nacido en Cadiz y residente en Algeciras).

    Buena entrada. Agradezco que mostréis las bellezas de mi tierra andaluza en general, y de la tierra gaditana en particular. Modestia aparte, Andalucia en ese aspecto tiene muchisimo que ofrecer.

    1. 😊 Andalucía es impresionante, por su extensión pero por todo lo que ofrece (patrimonio, naturaleza, cultura…). Cádiz me sorprendió mucho y me gustaría hacer una ruta por allí en condiciones. Alguna día espero poder hacerlo.

      Y me alegra, siento tú de allí, que te haya gustado lo que he escrito. Muy agradecida de que me hayas leído.

      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: