Viajar a la Provenza en furgoneta o caravana | ¿Sí o no?

Tal vez te estés planteando hacer un viaje en furgoneta camper o en autocaravana y estés buscando destino. Puede que uno de tus deseos viajeros sea viajar a la Provenza y tengas una furgoneta o una caravana – o estés pensando en alquilar una – pero no tengas muy claro si el destino está preparado para realizar un viaje de estas características. No pasa nada, porque en este artículo te voy a contar nuestra experiencia viajando a la Provenza en furgoneta camper.


Desde que apareció en nuestras vidas la Agrovan no hemos hecho otra que viajar de ese modo. Solo un viaje – que fue gracias al bono turístico de la Comunitat Valenciana – ha sido en hoteles. Y es que una vez pruebas esto de viajar en furgoneta – aunque la furgoneta, como siempre digo, sea casera y muy básica – es difícil hacer otro tipo de viajes. Mucho más difícil ha sido volver a lo que para nosotros eran viajes tradicionales en una situación sanitaria en la que no sabías qué podía pasar a día siguiente porque igual te cerraban todo y tenías que cambiar de planes y anular todo. Eso, con la furgoneta, no nos ha pasado nunca – lo de anular, porque lo de cambiar planes… ay.

Viajar en furgoneta

La cuestión, que desde agosto de 2020 nuestros viajes han sido siempre en furgoneta, y eso nos ha permitido viajar mucho más, muchísimo más, de una manera más libre y a nuestro juicio más auténtica. Me diréis ahora que qué tiene de auténtico viajar en furgoneta si lo hace todo el mundo. Claro, sí, tienes razón. No me refiero a eso, me refiero a que el viajar en furgoneta nos ha permitido mezclarnos con lo local, porque te sales de las grandes ciudades y los grandes destinos turísticos para poder dormir y acabas yendo a lo más desconocido, además de disponer de presupuesto para disfrutar de la vida local. Vamos, que como no gastas en alojamiento tienes dinero para tomarte una cerveza en la plaza del pueblo y mezclarte con la gente. Eso es así.

Desayuno sin diamantes pero muy reconfortante.

De este modo, hemos viajado a Castilla y León – nuestro primer viaje en furgo –, a los Pirineos – un par de veces –, hemos ido a Francia, a Andalucía, hasta hemos estado en 5 países en 15 días (ese periplo todavía tengo que contarlo al completo).

De esos destinos hay algunos que están muy bien adaptados para viajar en furgoneta o caravana – por ejemplo, Castilla y León – pero otros que no tanto – como Alsacia. El último destino al que hemos viajado en furgoneta – hasta día de hoy – ha sido la Provenza – parte de la Provenza – y lo cierto es que viajar a la Provenza en furgoneta camper es una muy buena idea.

Y es una buena idea si lo quieres hacer por libre, y es que en la Provenza hay muchas áreas para caravanas y furgonetas camper que te permiten pernoctar de manera gratuita, y en muchas de ellas encontrarás todos los servicios para tu caravana o furgoneta camper. En nuestro caso este punto nos da igual ya que nosotros no tenemos depósitos de agua, ni electricidad ni nada, pero para ti, que tal vez viajes de otro modo, te pueda servir de ayuda saber esto.

Lo cierto es que a mí me sorprende lo fácil que es poder viajar por la Provenza, un destino tan codiciado, de una manera tan libre y tan garantizada, esto es, que puedas dormir en un sitio en el que sabes que puedes dormir sin meterte en ningún problema. Era algo que no imaginaba hasta que llegué allí.

Lo bueno, también, de viajar a la Provenza en furgoneta camper o autocaravana es que sea cual sea el sitio en el que pernoctes – o en la mayoría, vamos – vas a disfrutar de un lugar atractivo, porque en la Provenza la mayoría de pueblos son atractivos. Y sí, lo bueno también de viajar de este modo es que visitas pueblos que tal vez no hubieras visitado jamás porque para qué vas a ir allí teniendo Gordes para ver, ¿verdad?

Pues nada más lejos de la realidad. Gordes – por poner algo muy conocido – es un pueblo súper bonito pero Malemort-du-Comptat es un lugar bello y agradable que no descubrirías de otro modo que no fuese así. Y tranquilo, y nada caro, muy auténtico.

Porque sí, además de buscar un lugar en el que poder dejar la furgoneta y dormir, cuando viajas de este modo, a lo nómada, buscas también la autenticidad, lo más genuino. Y lo genuino es encontrarte un mercado de productores en el pueblo que acabo de mencionarte, y mezclarte con los locales, y hablar con ellos en tres idiomas de lo que es su país y el tuyo, del turismo, del Mistral y de Mediterráneo. Eso es más difícil de hacer en un lugar como Nîmes en el que sí, te puedes sentar a tomar una cerveza en un bar que ofrece Happy Hour, pero pocos serán los que se interesarán por esa forastera y ese forastero que acaban de mezclarse con ellos.

Así que, sí, a mi juicio, viajar a la Provenza en furgoneta camper o autocaravana es algo que se puede hacer sin problemas. Y después de esta afirmación te voy a explicar cómo nos las apañamos nosotros para viajar de este modo.

¿Cómo preparo el viaje en furgoneta o autocaravana por la Provenza?

En este punto, como en todo, dependerá de los gustos viajeros de cada persona, o de la seguridad y la organización que quieras tener antes de empezar el viaje. Yo te voy a explicar de qué manera viajamos nosotros y por qué viajamos así, pero tú puedes hacerlo de otro modo, aunque nuestros consejos seguro que te servirán de ayuda – o al menos de inspiración o revulsivo para viajar de este modo.

Cuando viajamos en furgoneta nosotros no tenemos un destino de pernocta prefijado. No salimos de casa diciendo «hoy dormiremos aquí y mañana allí». No lo hacemos porque justamente lo que nos gusta de viajar en furgoneta es la libertad de poder cambiar de planes o adaptarte según el viaje.

El Glamour de la Agrovan.

Pero bien es cierto que antes de salir de casa nos informamos de cómo está el tema de pernocta en la zona que visitaremos y nos hacemos una idea de lo que nos vamos a encontrar. Para ello siempre me guío por el Park4Night – si no conoces esta página puedes buscarlo en Google – aunque también suelo acceder a foros en los que otras gentes explican sus experiencias de viaje en furgoneta o autocaravana. También, y como te digo, voy con la idea que si no puedo dormir aquí acabaré durmiendo allí, de modo que es algo que no me preocupa – en demasía.

Pero en la Provenza eso no pasa, o no nos pasa a nosotros viajando a la zona a la que viajamos. Antes de salir- y debéis tener en cuenta que decidimos el destino con una semana de antelación – echo un vistazo al mapa de la zona que visitaremos y a las zonas de pernocta de autocaravanas y furgonetas que hay, y más o menos calculo dónde será interesante dormir, pero eso nunca se materializa hasta que llegas allí, porque tal vez te convenga más una cosa u otra.

A nosotros se nos hará muy fácil este viaje ya que ninguna noche tenemos problema a la hora de dormir en ninguna zona de caravanas gratuita, excepto la noche de la gran tormenta, la precedente a nuestra visita a Avignon, cuando tenemos que refugiarnos en un descampado de Villeneuve-dès-Avignons por el miedo al agua y a los tremendos relámpagos – terrorífico, de verdad.

Más allá de esto, en el que no acabamos encontrando el lugar mencionado, y además si es que existía estaba en medio del monte y no estaba el horno para bollos, el resto de lugares fueron sitios magníficos para pernoctar.

Seguidamente os voy a dejar la lista con los lugares en los que dormirmos con nuestra queridísima Agrovan y el recorrido que hicimos:

Nuestros puntos de pernocta en la Provenza.

📍La primera noche la pasamos en el área de autocaravanas de Saint-Gilles, a 30 minutos de Nîmes. El área tenía servicios, aunque creo recordad que ocupados permanentemente por un señor que vive allí. Aún así, el sitio está muy bien, hay espacio suficiente y es tranquilo, y muy cerca del centro del pueblo que es muy interesante – y que quería visitar pero al final no pudo ser – y tiene todos los servicios, donde puedes desayunar en un bar a un precio bastante caro o comparar algo en la panadería a un precio algo más económico y llevártelo a tu furgo o caravana – que es lo que hicimos nosotros.

La encontrarás aquí.

Desde este área visitamos Nîmes – ya habíamos estado la noche anterior – y luego nos fuimos, de Nîmes, hasta el Pont du Gard, para más tarde bajar a Arles.

📍La segunda noche, que precedía a nuestra visita a Arles, la pasamos en un área para furgonetas camper y autocaravanas cercana a Tarascone, una ciudad que tiene un gran castillo pero, como había leído en una guía de viajes del año 2002, por la noche se duerme. Y sí, 20 años después se sigue durmiendo, pero puedes comprar pizzas para llevar y comértelas en la furgoneta. El lugar en concreto en el que dormirnos fue en el aparcamiento para furgonetas camper y autocaravanas de la localidad de Beucaire. El área está cerca del canal y es bastante tranquila, solo vimos a gente pasear perros por la mañana y te respetan completamente.

Puedes encontrar este área de caravanas haciendo click aquí.

Desde este punto visitamos Arles, donde pasamos una jornada entera. Hubiera sido también interesante dormir en el mismo punto que la noche anterior y ya, de paso, visitar algo de Saint-Gilles, pero el hecho de subir hasta el Pont du Gard nos hizo ir por otra carretera y nos iba mejor quedarnos en este punto. Si no vas a ir hasta el Pont du Gard te recomiendo que pernoctes en Saint-Gilles tanto como puedas, y que visites el lugar. Yo me quedé con ganas de hacerlo.

📍Después de Arles, y la tercera noche, nos dirigimos hasta Saint-Martin-de-Crau ya que a la jornada vamos a visitar algo de los Alpilles. Podríamos haber ido hacia la montaña e intentar dormir por allí, pero preferimos ir a un lugar en el que la pernocta estuviese regulada. No por nada, sino porque al final las distancias entre unos lugares y otros no son muy grandes y no pierdes tanto tiempo ni conduces de más – o no mucho – al dormir allí. Saint-Martin-de-Crau nos pareció que era un lugar un poco desangelado, pero está muy bien situado, y va muy bien como lugar de paso.

El lugar exacto de pernocta en Saint-Martin-de-Crau es este.

📍Después de una aventura por los Alpilles y de una tormenta Tremenda nos movimos hasta Avignon, y la pernocta allí no es en un lugar habilitado porque el único lugar que encontramos cerca, y como he explicado más arriba, está en medio del monte y ve y duerme tú cuando se hace de día en medio de la noche cerrada. Así, y junto a otros vehículos semejantes, dormiremos en un aparcamiento de Villeneuve-dès-Avignons sin ningún tipo de problema.

Desayuno en Vileneuve-lès-Avignons por menos de lo que piensas.

📢Apunte: hay muchos aparcamientos que tiene una barrera a dos metros más o menos y no podrás acceder con la autocaravana si es muy grande. Nuestra furgo es más pequeña pero lleva baca de transporte y a veces rozamos el límite. También lo hemos visto en aparcamientos de grandes supermercados, en los que nosotros pasamos justitos. Hay que tener en cuenta esto, y hay que tener en cuenta que si limitas el acceso te quedas sin potenciales clientes y gentes que después consuman en tu localidad, que es lo que se hace cuando se viaja de este modo.

📍Visitamos Avignon y desde allí nos desplazamos un poco al norte para visitar al día siguiente algo del Louberon y el Vaucluse, y haremos noche en Malemort-du-Comtat, un pueblo de lo más bonito, de lo más agradable y que al ser jueves tiene montado un mercado de productores con un ambiente genial en el que acabaremos cenando productos locales y charlando con las gentes de allí.

El área de caravanas y furgonetas en Malemort-du-Comtat está aquí.

Podemos decir que después de nuestra pernocta en Malemort-du-Comtat será nuestro último día en la Provenza, aunque visitaremos grandes hits como Gordes o Roussillon, entre otras cosas. Desde allí, y ya de regreso a casa dormiremos, de nuevo, en Saint-Martin-de-Crau, porque es lo que nos viene mejor en nuestra ruta. Al día siguiente pasaremos de nuevo por Alres porque es la Feria del Arroz, iremos hasta Saintes-Maries-de-la-Mer e iremos regresando a casa haciendo una parada en Occitania para dormir, en un pueblo cercano a Narbonne que se llama Coursan y que tiene también un área de caravanas y furgonetas camper, pero esto ya no está en la Provenza, aunque te dejo 📍aquí su ubicación.

Mapa

Como ves, no hay problema para encontrar lugares de pernocta en la Provenza – y sobre la marcha – si viajas en autocaravana o en furgoneta camper. Si te gusta ir más a lo seguro, la zona está llena de cámpings, pero sobre eso ya no te puedo hablar.

Así, si estás pensando en visitar esta zona en furgoneta camper o autocaravana no puedo decirte más que es una gran idea. Ahora bien, también debo decirte que nosotros la visitamos en septiembre, la segunda semana de ese mes, y la afluencia de gente no es mucha, excepto en fin de semana, que sí se ven más viajeros – y más vehículos en las zonas de aparcamiento y pernocta. Tal vez si viajas en verano a la Provenza sea un pcoo agobiante – y así me la imagino – pero te dejo estos datos para que puedas montar tu viaje de la mejor forma posible.

Espero haberte ayudado con nuestra experiencia, y espero que puedas hacer este viaje pronto.

Disfruta del camino.

Una filósofa y un politólogo que amana viajar y lo hacen a pesar de los pocos recursos que tienen. Viajar es más que un capricho, viajar es una necesidad y aquellos que somos pobres en un primer mundo de opulencias tenemos derecho también a realizar nuestros sueños viajeros. Porque los pobres también viajamos.
Entradas creadas 186

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: