Andalucía,  España,  Granada,  Tips de viaje

Cómo visitar la Alhambra de Granada

Seguro que si vas a Granada tu mayor preocupación es saber si vas a poder visitar la Alhambra. La entradas son limitadas y nadie te garantiza que puedas hacerlo si te presentas en el monumento sin tu ticket, pero hay también alguna manera de hacerte con una entrada una vez allí. ¿Quieres saber cómo visitar la Alhambra de Granada? Pues sigue leyendo.

Un viaje a Granada no está completo si no te paseas por la Alhambra, esa fortaleza que ha fascinado a viajeros, escritores, músicos, políticos y gentes de a pie. Y es normal, la Alhambra es fascinante Pero La Alhambra es también difícil de visitar, o al menos sí lo es esa parte que tan increíble que son los Palacios Nazaríes. Para visitar la Alhambra hay un cupo que una vez cubierto ya no puede sobrepasarse y nadie te asegura que una vez estés en la ciudad andaluza puedas acceder a esta parte del monumento.

⚠️

No te recomiendo que viajes a Granada sin tu entrada para la Alhambra.

Visitar la Alhambra

Nuestra experiencia

La verdad es que nosotros tuvimos suerte. O bien hicimos que la suerte viniese a nosotros. Me explico: queríamos visitar Granada y la Alhambra, pero no sabíamos las fechas exactas en las que podríamos viajar y teníamos que esperar a último momento. Así fue como, algo más de una semana antes y ya sabiendo qué días teníamos libres se me ocurrió entrar en la web del Patronato de la Alhambra para ver si, por alguna casualidad, había entradas disponibles. Mi sorpresa fue cuando encontré todavía unas 50 entradas para el sábado 31 de agosto. Ni me lo pensé: compré las entradas y después contraté el alojamiento Así es como pudimos visitar la Alhambra y así es como te recomiendo que tú lo hagas: compra primero la entrada al monumento y monta tu viaje después.

Te recomiendo que organices tu viaje a Granada a partir de la disponibilidad de entradas para visitar la Alhambra.

¿Por qué te digo esto? Porque creo que una visita a Granada sin la Alhambra es una visita incompleta. Claro que puedes ir a la ciudad y disfrutarla sin pasearte por el Patio de los Leones, pero ya te digo que la percepción de la ciudad cambia totalmente cuando por fin pisas esa maravilla de la Humanidad.

En nuestro caso la visita, por cuestiones puramente circunstanciales – es decir, fue cuando encontramos la entrada – visitamos el palacio el último día de viaje y fue casi lo último que hicimos allí. Después de haber pateado Granada, haber subido y bajado infinidad de veces las calles del Albaycín, caminado por el Sacromonte, tapeado por el Realejo y el centro de la ciudad y pisado lugares que pisó Lorca nos faltaba algo, y ese algo era la Alhambra.

La Alhambra desde Granada.

Ver la Alhambra desde Granada es una gozada – desde el célebre mirador de San Nicolás, por ejemplo –, pero ver Granada desde la Alhambra no se queda atrás; la una no es sin la otra, la fascinación que puedas sentir por la ciudad no vendrá antes de vivirla desde la roja. Allí comprenderás porque la ciudad sigue fascinando aunque la ciudad ya no sea como la explicaban aquellos románticos del XIX o aquellos poetas del XX.

Granada desde la Alhambra.

Dónde comprar las entradas

Te recomiendo que lo hagas en los canales oficiales, son siempre los más de fiar. No te miento si digo que miré una decena de veces la página en la que me había metido para hacerme con las entradas antes de darle a comprar. Quería cerciorarme que lo estaba haciendo en el lugar correcto y del modo correcto ya que cuando pones en el buscador comprar entradas Alhambra te aparecen muchas opciones que no son siempre las oficiales. En este caso, la web correcta es https://tickets.alhambra-patronato.es/ y desde allí puedes escoger la opción que más se adapte a tus gustos. En nuestro caso compramos Alhambra General que tiene un precio de 14€ (más gastos de gestión que hacen que se acerque a los 15) y te permite visitar la Alhambra, el Generalife, los jardines y la Alcazaba.

Tienes, además, una entrada que se conoce como Dobla de Oro que te permite visitar otros monumentos nazaríes además de la Alhambra, y que tiene un precio de casi 20€. Estas dos opciones, la Alhambra General y la Dobla de Oro General, serán las que te permitirán acceder a los Jardines Nazaríes, porque es justamente esto lo que quieres ver, ¿verdad?

¿Qué quiero visitar en realidad?

¡Vayamos a la Alhambra! Mira hay entradas para visitar el Generalife y los Jardines. Y luego llegas allí y te encuentra con que no puedes acceder a los Palacios Nazaríes, y te llevas un gran chasco como se lo llevaron una pareja que había comprado las entradas que no eran – o tal vez no sabían que había distintas modalidades – y que cuando llegaron a la puerta de entrada de los Palacios Nazaríes tuvieron que darse la vuelta.

¿Y por qué te insisto tanto en esto? Pues porque lo más espectacular de la Alhambra son los Palacios. El Generalife es bonito, los jardines tienen unas vistas preciosas y la Alcazaba es interesante, pero nada como los Palacios Nazaríes, y seguro que tú lo que quieres es ver eso, ¿o no?

¿Cómo visito la Alhambra?

Debo decir que me asusté un poco cuando empece a poner en orden toda la información que tenía al respecto, y es que en algunos lugares me decían que tenía que estar una hora antes, en otros que me presentase a la fila con mi entrada, otros me contaban otra cosa… pero… ¿qué debo hacer? Y al final lo que hice fue irme a la oficina de ayuda al visitante que hay en el mismo recinto de la Alhambra. Cabe decir que el chico que nos recibió en el alojamiento ya me había hecho alguna explicación a nuestra llegada a la ciudad y eso me tranquilizó un poco, pero no estuve tranquila hasta que me presenté en la oficina con mis entradas en mano.

Lo más peliagudo: el acceso a los Palacios Nazaríes

Cuando compres la entrada tendrás asignado un horario para acceder a los Palacios Nazaríes. Debes presentarte en la puerta de acceso, justo al lado del Palacio de Carlos V, algún tiempo antes de la hora que te marque tu entrada. Había leído que debías estar allí una hora antes; nosotros nos presentamos en la fila unos 20 minutos antes, tiempo suficiente para no mezclarnos con el cupo de antes ni el de después.

A los Palacios Nazaríes se accede cada 30′ y no entra el cupo siguiente hasta que estén todos los del cupo anterior. Nosotros vimos entrar, al filo de las 16:30, gentes despistadas de las 16:00h, e incluso algunos que tenían su entrada a las 15:30 y se habían hecho un lío yendo de un lugar a otro sin saber dónde tenían que parar. También vi a un señor que estuvo esperando en el inicio de la cola hasta que dieron las 16:30 porque su entrada era esa hora y se había presentado allí mucho antes. No vale la pena, a mi juicio, estar una hora de plantón esperando a que pasen todos los demás, por muy temprano que llegues eso no quiere decir que vayas a entrar antes. Cabe apuntar también que el acceso se realiza de un modo muy rápido; nosotros bajábamos las escaleras hacia los Palacios Nazaríes a las 16:35 h y cruzábamos el siguiente acceso pocos minutos después.

La puerta al paraíso.

A los Palacios Nazaríes accedes solo en la hora marcada en tu entrada – que debes presentar allí – y a partir de ella, nunca antes. No hace falta que estés en la puerta – junto al Palacio Carlos V – mucho rato antes, pero sí con algunos minutos de antelación – unos 15′.

Una vez estás dentro solo te queda disfrutar de una de las maravillas más impresionantes que vas a poder ver en tu vida. Aluciflipantes.

No sabrás dónde mirar.

¿Y el resto de los monumentos?

Si has comprado la Entrada General tienes derecho a acceso a los jardines, al Generalife y también a la Alcazaba. Estos dos últimos monumentos no tienen horario de acceso, puedes ir allí cuando quieras, pero sólo podrás acceder una vez y lo haces con la misma entrada que has usado antes – o vas a usar después si decides dejar los Palacios para el final.

El Generalife desde los jardines de los Palacios Nazaríes.

Nosotros comenzamos la visita por los Palacios, continuamos por los jardines, fuimos al Generalife y, por último, accedimos a la Alcazaba. Un total de 3 horas y pico de visita que hicimos casi corriendo en los jardines. Y ahora viene otra de las preguntas que nos haremos cuando vayamos a visitar la Alhambra.

Los Palacios Nazaríes desde el Generalife.

¿Cuánto tiempo necesito para visitar el conjunto completo?

Primero: ¿qué entendemos por conjunto completo? Vayamos, entonces, por partes. No sé si sabes que hay partes de la Alhambra que pueden visitarse de manera libre – te hablaré de ello después – y que el tiempo de visita debe sumarse al de los tres monumentos destacados, pero si quieres saber cuando te llevará visitar los lugares por los que pagas entrada debo decirte que tres horas no te las quita nadie. En los Palacios Nazaríes vas a estar una hora, sino más, contemplando aquella maravilla y estando boquiabierta frente a tanta belleza. Nosotros estuvimos, más o menos, ese tiempo, y no estuvimos más porque la visita diurna termina a las 8 de la tarde y todavía nos quedaban el resto de espacios para visitar. Seguramente si hubiese encontrado entradas antes nuestro tiempo de visita a la Alhambra se hubiese dilatado mucho más.

Guarda como mínimo 3 horas para visitar la Alhambra.

El resto de dos horas y media los distribuirás entre los jardines y el Generalife y también la Alcazaba. Te recomiendo – es lo que me hubiese gustado hacer a mí – que busques la entrada lo más pronto posible y, si puedes, que te pases todo el día entre palacios y jardines, disfrutando de la tranquilidad que se respira en ese espacio a pesar del turismo – que no nos pareció tanto. Coge un libro – ¿por qué no Los cuentos de la Alhambra? – y siéntate en uno de los bancos que hay en el recorrido, ponte a leer y disfuta. La Alhambra es una experiencia superior a cualquier visita que hagas en España.

Los espacios de visita libre

Sería muy cruel que llegases a Granada y no pudieses acceder a la Alhambra, y como la crueldad se supera con voluntad puedes acceder a la fortaleza roja – a una parte de ella – de forma libre. Para meterte en el recinto amurallado no necesitas entrada, como tampoco la necesitas para acceder al Palacio de Carlos V que, seamos sinceras, desde su exterior no te dice gran cosa pero su interior es maravilloso. Además, allí se encuentra el Museo de la Alhambray también el Museo de Bellas Artes en el que hay una exposición permanente pero también se realizan exposiciones temporales. En nuestro caso nos encontramos una centrada en Falla y su Sombrero de tres Picos que nos pareció fantástica.

Además de este Palacio puedes acceder también al Parador de Turismo que era el antiguo Convento de San Francisco y donde estuvieron enterrados los Reyes Católicos antes de ser trasladados a la Capilla Real. Aunque el Parador no es de los más bonitos que hemos visto, si tiene un patio precioso y puedes acceder a lo que era el Panteón Real.

El paseo por el resto de espacios es también libre y gratuito y allí hay, además del Parador de Turismo, otro alojamiento en el que puedes pasar tus días en Granada – y que obviamente se salía de nuestro presupuesto.

¿Y si voy a Granada sin mi entrada?

Te diría que no te preocupes, pero no estaría siendo sincera. Si lo que realmente te interesa de la ciudad es la Alhambra yo no te recomendaría viajar a Granda sin entradas para el monumento pero si aún así te lanzas a la aventura puedes probar las siguientes opciones y ver si hay suerte:

  1. Puedes comprar la Granada Card que tiene un cupo propio para la Alhambra. Esto no es seguro, pero puede que ahí queden pases. La Granada Card tiene distintas modalidades y las entradas a la Alhambra las encuentras en la Granda Card y la Granada Card Monumentos Andalusíes. Puedes encontrar más información en este enlace: https://granadatur.clorian.com/es/
  2. Puedes esperar a la medianoche del día que se quiera visitar, y a que las 00:00 h se ponen a la venta las entradas las minuteen la web oficial de la Alhambra https://tickets.alhambra-patronato.es/
  3. También puedes madrugar ya que se ponen a la venta una cantidad mínima de entradas en taquilla. Este paso tampoco es seguro ya que pueden haberse agotado las entradas en le resto de canales y, por lo tanto, no queden en taquilla.
  4. Puedes preguntar en tu alojamiento si está adherido al Granada Card PERNOCTA y que puedes adquirir al contratar un mínimo de 2 noches de alojamiento. La lista de alojamientos adheridos la tienes aquí http://www.granadatur.com/page/382-granada-card-pernocta/
  5. Por último, puedes contratar una visita guiada que suele tener un precio de 50€ por persona. Para contratarla puedes informarte en esta página web http://www.granadatur.com/guidedtour_list/

Mis consejos

Ya te habrás dado cuenta, por las reiteradas veces que lo he mencionado, que no te recomiendo visitar Granada sin tener tu entrada a la Alhambra. Si insisto tanto en esto es porque, y como también te he dicho ya, creo que la visita a la ciudad no es completa si no visitas el palacio.

Granada tiene muchos otros atractivos, eso está claro, pero la Alhambra es uno de esos lugares que una vez en la vida todos deberíamos tener la oportunidad de conocer. Nosotros lo visitamos ahora porque la oportunidad se nos presentó, no quisimos ir anteriormente a Granada sin poder visitar la Alhambray tenemos claro que esta vez no hubiésemos ido a la ciudad sin entrada en mano.

Así que mi consejo es que esperes el momento, que no te arriesgues si lo que deseas realmente es ver el conjunto palatino con tus propios ojos. También te digo que las entradas que se ponen a la venta con tres meses de antelación y hasta 2 horas antes de la hora de visita se agotan rápido. Si lo miras ahora, posiblemente, solo encuentres algún día suelto en los próximos 90 días. Pero no desesperes, más tarde o más temprano lo acabarás consiguiendo.

Y como te he dicho, mi mayor consejo es que primero compres la entrada y después contrates el alojamiento, nada difícil de conseguir en Granada ya que la cantidad de alojamiento disponible es enorme. Nosotros nos alojamos aquí.

Y también te recomiendo, faltaría más, que lleves buen calzado y agua. Algo de comida si quieres pasar mucho rato. Y que si quieres visitar todo el complejo – junto al Palacio de Carlos V – te aconsejo que guardes casi un día entero de tu estancia en Granada para poderlo ver todo. Y que disfrutes, mi deseo más sincero es que disfrutes mucho. Será una experiencia que jamás podrás olvidar.

Una filósofa y un politólogo que amana viajar y lo hacen a pesar de los pocos recursos que tienen. Viajar es más que un capricho, viajar es una necesidad y aquellos que somos pobres en un primer mundo de opulencias tenemos derecho también a realizar nuestros sueños viajeros. Porque los pobres también viajamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: