Los Pobres También Viajamos | Año VII

Quién iba a decir que después de 7 años este blog seguiría en pie. Lo que surgió de la improvisación es ahora la ventana a través de la cual mostramos al mundo nuestros viajes. 7 años ya…


No fue decisión meditada el empezar a escribir este blog. No había nada pensado, no había un plan. No había recursos y muy pocos medios. Por no tener no tenía ni internet en casa.

Cuando empecé a escribir este blog tenía que publicar los artículos en los ordenadores de la biblioteca de la universidad, o de cualquier otro lugar. A veces me fallaba el dispositivo, y me siguió fallando hasta hace nada, cuando puede ahorrar lo suficiente para comprar uno nuevo que me permitiese trabajar mejor – y no solo en el blog.

Cuando empecé a escribir este blog algunas cosas eran peores que ahora – otras mejores -, y me desesperaba pensar que no podía hacer lo que deseaba por mi circunstancia natural de persona humilde. Pero hacía lo que podía, prefería ahorrar 10 euros para tener media noche de hotel que ir a tomar unas cervezas.

Esto pasaba en el año 2014 y las perspectivas de futuro eran inciertas. 7 años después he aprendido a vivir con esa incertidumbre, he aprendido a adaptarme y a no desesperar. Me he dado cuenta que si unas cosas no viene, serán otras las que vendrán, y en eso de los viajes también. Y no pasa nada porque viajar – y como he dicho en repetidas ocasiones – no es solo ir a otro país, pasar un mes en un resort o escalar la montaña más alta del mundo. Viajar es salir de tu zona de confort, de tu día a día, de tu rutina. Escaparte al pueblo de al lado, caminar por un sendero plano, bañarte en un lago artificial. No es más viajero el que más viaja sino el que más vida siente cuando se desplaza.

Un paseo por Bel tras el paso de Filomena.

Este último año ha sido revelador, también os lo digo. No ha habido día desde marzo del año 2020 que no me haya repetido una y otra vez «haz las cosas cuando se te presenten». Yo, y seguro que vosotros también, habréis dejado pasar muchas oportunidades en la vida; seguro que también, como me ha pasado a mí, de este último año habréis aprendido que si algo te apetece, hazlo. It’s now or never, que diría la canción.

Por eso este blog, he aquí su intención: hacer lo que te apetezca a pesar de las circunstancias. O hacer lo que puedas adaptándote a las circunstancias pero, siempre, hacerlo.

A pesar de la pandemia no hemos dejado de viajar, siempre con mucha prudencia, siempre siguiendo las recomendaciones. Desde el pasado mes de junio hasta el día de hoy nuestros viajes han seguido. Hemos salido muy poco de España, yo no he tenido viaje de cumpleaños – en enero la cosa estaba chunga, pero chunga – aunque sí he cumplido los 35 en lo más alto que podía en esos momentos: en la cima del Penyagolosa.

Lo que digo: adaptarse a la circunstancia, hacer lo que se pueda con los medios de los que se disponga. No pasa nada si no puede hacerse algo similar al año anterior, ya vendrán otros tiempos mejores; mientras tanto, hagamos lo que podamos.

No sé qué pasará en los próximos 365 días, no sé cómo llegaremos al octavo aniversario de Los Pobres Tambíen Viajamos. No sé qué será de nuestras vidas, lo único que sé es que seguiremos viviendo, y mientras sigamos viviendo – y a pesar de todo – seguiremos viajando.

Gracias a todos por estar ahí.

Una filósofa y un politólogo que amana viajar y lo hacen a pesar de los pocos recursos que tienen. Viajar es más que un capricho, viajar es una necesidad y aquellos que somos pobres en un primer mundo de opulencias tenemos derecho también a realizar nuestros sueños viajeros. Porque los pobres también viajamos.
Entradas creadas 144

6 pensamientos en “Los Pobres También Viajamos | Año VII

  1. Sabias palabras que hago mías. Hay que vivir el momento que esto se escapa rápido, y no frustrarse si no se pueden hacer grandes viajes: lo cercano es, casi siempre, sorprendente.

    ¡Un beso!

  2. Descubro vuestro blog caminando por el Pirineo Catalán, y preparando un viaje por Toulouse, Albi (que conocí hace muchos años). Tratando de leer algo de Conques habéis aparecido.Aunque sería cínico llamarme ahora pobre (soy un privilegiado jubilado) me he sentido identificado con mucho de o que contáis. Cuando hace años viajaba con mi mujer x España o Europa camping y bocatas, disfrutaba como vosotros. Y ahora me gusta igual Venecia con camping o Danielli

    1. Me alegra que nos leas.
      Viniendo de casas humildes que han tenido bien poco y han subsistido – y siguen subsistiendo – a veces a duras penas porque la vida es injusta hemos querido poner el foco en esos viajes en los que los recursos son escasos pero la ilusión es tremenda.

      Me reconforta leer que la gente se siente identificada con nuestras experiencias, eso quiere decir que son reales. Espero que disfrutéis en Toulouse – una ciudad preciosa – y si llegáis a Conques, que os aventuréis un poco por la zona porque es maravillosa.

      Saludos cordiales, Marina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: