Austria,  Europa,  República Checa

Cómo ir de Viena a Praga en tren

Puede que en tu viaje a Viena quieras aprovechar para visitar otras ciudades europeas. Una de las múltiples opciones de destino que tienes desde la capital austríaca es otra capital, pero la de la República Checa. ¿Quieres saber cómo ir de Viena hasta Praga en tren?

Viajar a Europa Central es una delicia porque allí las comunicaciones son excelentes. La cantidad ingente de destinos en tren que salen desde cualquier estación central de las capitales es abrumadora, y más cuando en tu lugar de procedencia viajar en tren es caro y poco eficiente. En este caso concreto, el viaje es desde Viena hasta Praga – y viceversa – y os voy a contar cómo podéis hacer lo mismo.

El tren, dejémoslo claro desde el principio, no es la único modo de viajar entre estas dos – u otras muchas – ciudades; puedes hacerlo también en autobús – incluso tomar un vuelo – y dependerá tu elección del medio de transporte que prefieras o, como es nuestro caso, del precio y de las ofertas que haya en el momento en que vayas a viajar.

Viajar en tren

Para viajar en tren tienes dos opciones:
– OCC, la empresa estatal austríaca de ferrocarriles, que tiene un trayecto Viena-Praga (🖱web aquí)
– Regiojet, una empresa checa que cubre también este mismo trayecto (🖱web aquí)

Nuestra opción escogida fue Regiojet por la sencilla razón que era la opción más económica. El trayecto Viena-Praga nos costó 15 € por persona clase económica y lo mismo al regreso. El viaje duró unas 4 horas y durante todo el trayecto teníamos wifi y además te ofrecían agua gratuitamente. Debéis saber que cuanto más pagas más servicios obtienes – cafés o comida incluso. Cuando hayas comprado el billete puedes imprimirlo, pero puedes descargártelo también en tu teléfono móvil y te va a servir igual

ℹ️
Compra tu billete de tren con antelación, y es que los precios más económicos desaparecen pronto, y a medida que se acerca la hora del viaje el precio aumenta.

Los trenes salen de la estación de la Estación Central de Viena, 🖱Wien Hauptbahnhof en alemán – la encontrarás también como Wien hbf o hbf – y no supone ningun tipo de dificultad moverse por ella ya que los paneles indicativos son muy claros, tanto los digitales como aquéllos que señalan las vías, clasificadas por números y divididas por sectores señalados con una letra.

En Praga el funcionamiento de la estación es similar, no te preocupes.

ℹ️
Cuando vayas a subir al tren ten en cuenta que tu asiento está numerado, no puedes sentarte donde quieras.

Viajar en autobús

Puedes hacer este viaje también en autobús y la misma empresa, Regiojet, ofrece viajes desde la capital austríaca hasta Praga. También FlixBus cubre este recorrido, pero en nuestro caso los billetes más económicos eran para horarios bastante complicados – viajar por la noche – así que descartamos esa opción.

¿Vale la pena?

Ya ves que poder visitar estas dos capitales centroeuropeas en un mismo viaje es muy fácil. Las opciones son muchas y los trenes salen cada pocas horas, además que el viaje es una delicia porque en el tren no se escucha ni una mosca y con el wifi puedes aprovechar para planificar tu ruta viajera.

Para que el viaje te salga lo más económico posible invierte un poco de tiempo en investigar todas las opciones y ver cuál es la que más se adapta a tu bolsillo y a tu itinerario. Sin ninguna duda, os recomendamos encarecidamente que barajéis esta opción de viaje.

Una filósofa y un politólogo que amana viajar y lo hacen a pesar de los pocos recursos que tienen. Viajar es más que un capricho, viajar es una necesidad y aquellos que somos pobres en un primer mundo de opulencias tenemos derecho también a realizar nuestros sueños viajeros. Porque los pobres también viajamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *