Castilla y León,  España

Valladolid | Castilla en estado puro

Valladolid es una ciudad castellana con toda su solera castellana. Toda. ¿Hay algo más representativo de Castilla que Valladolid? Valladolid es Castilla en estado puro, y una ciudad perfecta para una escapada. Que sí, que sí, que Valladolid mola, y no poco.

Como os hemos estado contando en nuestras últimas entradas, a Valladolid fuimos porque es tierra de castillos y desde la capital de provincia podíamos desplazarnos hasta los más importantes en poco menos de 50′. Pero resultó que Valladolid era más que un centro de operaciones ideal para un roadtrip castellano

Valladolid

Dicen que en Valladolid se habla el mejor castellano de España, su topónimo es Pucela – que me recuerda mucho a Celtas Cortos 🙂 – y de esta ciudad no es Aznar, sino Zapatero. En Valladolid aprovechan que el Pisuerga pasa por allí para cualquier cosa 😀 y tienen una catedral que se quedó a medias – pero qué catedral. Y con estos datos creíamos que medio día sería suficiente para visitar la ciudad. Sí, claro… inocentes.

A Valladolid llegamos un domingo de Corpus de 2017, con todo el centro de la ciudad cortado por las procesiones y con un calor que calentaba hasta al más frío. Qué barbaridad, qué sofoco. De verdad que aquéllo parecía el mismísimo Infierno. Pero lo que parecía Valladolid, y con el primer vistazo, era una ciudad más encantadora de lo que esperábamos. Y es que a Valladolid íbamos con la idea de pasear un poco, probar algunas tapas y poco más, pero resulta que nos topamos con un montón de cosas para ver. Pero, ¿cuáles son los lugares que debes visitar en Valladolid sí o sí? Aquí van nuestras recomendaciones.

¿Qué ver en Valladolid?

La Iglesia de la Antigua

Quién nos iba a decir a nosotros que en Valladolid íbamos a encontrarnos con una iglesia románica del s. XIII con un campanario que alcanza los 50 metros de altura. No nos esperábamos semejante sorpresa y claro, la primera vez que pasamos por allí nos enamoramos de esta iglesia tan coqueta, tan blanca y tan esbelta.

 Aunque los primeros documentos sitúan su nacimiento en el s.XII, no se conserva nada de esa época. Su interior, sin ornamentación, tiene una bóveda de crucería magnífica. Su exterior, como podéis observar en la imagen, es bellísimo. Si os fijáis, podréis ver una cruz frente a la puerta principal del templo; esta cruz indica el lugar en el que se encontraba un antiguo cementerio. La leyenda cuenta que allí apareció el cuerpo de un niño perfectamente conservado y que venía de Tierra Santa, ni más ni menos.

¿Dónde encontramos esta iglesia? En la Calle Magaña, 1, junto a la parte trasera de la catedral.

¿Cuándo la puedo visitar? Todos los días en función del horario de culto.

Valladolid

La Catedral de Valladolid

Otra de las visitas imprescindibles de Valladolid es su catedral, aunque el templo no esté completo. El primer arquitecto que debía encargarse de la construcción de esta catedral, supuestamente, comenzó a alzar el templo en el año 1527, cuando la ciudad crecía y la antigua colegiata se quedaba pequeña. En el año 1580 no se habían construido ni los cimientos, así que Juan de Herrera, el mejor arquitecto de la corte, tomó las riendas de la situación y se puso manos a la obra, aprovechando la planta de la antigua construcción.

Valladolid
Los restos del antiguo templo adosados al nuevo, vistos desde la Iglesia de la Antigua

Herrera comenzó a trabajar, pero solo pudo levantar la catedral hasta la altura del crucero debido a los apuros económicos. 80 años después de que Herrera hubiera comenzado a construir el templo no se había construido más que un tercio del proyecto. Para más inri, la  única torre que vemos hoy en día es del s. XX y que nada tiene que ver con la que construyó Herrera; la ciudad de Valladolid, en el año 1755, fue sacudida por le terremoto de Lisboa, siendo dañada la torre gravemente. Finalmente, y después de haber intentado mantenerla en pie sin éxito, la torre fue derruida.

Para ser una catedral barroca – y lo poco que nos gusta a nosotros este estilo – su interior es bastante austero y de unas magnitudes descomunales.

¿Dónde encontramos la catedral? En la Calle Arribas, 1

¿Cuándo la podemos visitar?

  • De martes a viernes: 10:00– 13:30 y 16:30 – 19:00
  • Sábados: 10:00 – 14:00
  • Domingos y festivos: 11:45 – 13:30
  • Domingos y festivos: 11:45 – 13:30
  • Cerrado por las tardes: sábados, domingos y festivos

Colegio de San Gregorio

En la actualidad es la sede del Museo Nacional de Escultura, pero su atractivo – más allá de lo que podamos encontrar en dicho museo – radica en su fachada de ornamentación hispanoflamenca. La interpretación de esta fachada ha suscitado controversia: fuentes de eterna juventud, árboles de la sabiduría, salvajes… Sea cual sea la interpretación que le puedan dar los expertos, la contemplación de la fachada es una delicia para cualquiera.

¿Dónde puedo encontrar este edificio? c/ Cadenas de San Gregorio.

¿Cuándo puedo visitarlo? La fachada todos los días a todas horas. El museo de martes a sábado de 10 a 14 h y de 16 a 19.30 h y domingos y festivos de 10 a 14 h.

¿Cuánto cuesta la entrada? La fachada, obviamente, es gratis. La entrada al museo son 3€.

Más informaciónhttp://www.mecd.gob.es

20170620_112524

Iglesia de San Pablo

Junto al Colegio San Gregorio encontramos la Iglesia de San Pablo, otro edifico con una fachada que quita el hipo. Es el único vestigio que queda de un antiguo convento fundado a finales del s. XIII. Su fachada fue ampliada en el s. XVII a petición del Duque de Lerma.

En la actualidad es uno – otro – de los atractivos de Valladolid, además de encontrarse en una de las zonas con más encanto de esta ciudad castellana.

¿Dónde puedo encontrar esta iglesia? En la Plaza de San Pablo, 4

20170620_113813

Casa de José Zorrilla

Muy cercana a los dos monumentos anteriores se encuentra la Casa natal de José Zorrilla. Su interior evoca a la perfección los aires románticos que tanto caracterizaron el siglo XIX.

¿Dónde puedo encontrarla? Calle Fray Luis de Granada, 1

¿Cuándo puedo visitarla? Se puede visitar de martes a sábado, de 10 a 14 y de 17 a 20 horas y los domingos de 10 a 14 horas. Las visitas guiadas, totalmente gratuitas, salen cada media hora.

20170620_113009

Ayuntamiento de Valladolid

Construida a principios del s. XX, la casa consistorial de Valladolid es un claro ejemplo de la École de Beux-Arts de París. Su característico ladrillo de color rojo se ve complementado por decoraciones en piedra caliza y una torre en el centro que recuerda a la época medieval.

¿Dónde puedo encontrarla? Plaza Mayor, 1

¿Cuándo puedo visitarla? De lunes a viernes de 8.30 a 14.30 horas.

Plaza Mayor de Valladolid

La Plaza Mayor de Valladolid es una de las más monumentales de España. Aunque cuando nosotros la visitamos tenía metido en medio una especie de pista de tenis, pudimos apreciar su inmensidad.

Esta plaza fue la primera regular de España, sirviendo de modelo para las plazas de Salamanca o de Madrid. La infinidad de soportales que la rodean, alargándose centenares de metros hasta otras calles, le confieren un encanto enorme.

Valladolid

Su centro histórico

Si algo tiene Valladolid a raudales, eso es encanto. Su centro histórico, plagado de calles estrechas, plazuelas, edificios monumentales e iglesias. Además, en Valladolid – como en toda Castilla – lo típico es ir e tapas mientras te tomas una caña con tus colegas y, ¿qué mejor lugar que el centro histórico de una ciudad tan bonita?

20170620_102009

Estos son los lugares que nosotros pudimos visitar, y es que descubrimos Valladolid tarde, casi el mismo día que nos marchábamos de la ciudad. Nos fuimos con la sensación que nos quedaban muchos lugares por visitar, pero el tiempo no nos daba para más, así que tuvimos que dejarlo para otra ocasión.

📍 Todos nuestros artículos sobre Castilla y León haciendo click aquí

Si queréis echar un vistazo a otros lugares para ver podéis dirigiros a la página web de turismo de la ciudad http://www.info.valladolid.es. Y si no tenías pensado visitar Valladolid, ya puedes ir apuntando la ciudad en tu agenda, porque es un lugar fantástico.

Una filósofa y un politólogo que amana viajar y lo hacen a pesar de los pocos recursos que tienen. Viajar es más que un capricho, viajar es una necesidad y aquellos que somos pobres en un primer mundo de opulencias tenemos derecho también a realizar nuestros sueños viajeros. Porque los pobres también viajamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *