Aragón,  España,  Huesca

Anciles y Cerler

Nuestro primer día de roadtrip por el Pirineo nos llevó a lugares como Benabarre y Montañana, lugares que teníamos planeados visita desde que decidimos visitar el Valle de Benasque. Otra de las cosas que queríamos hacer era alguna que otra ruta senderista ya en Benasque, y desde Eriste, donde nos alojábamos la primera noche. Esto, como os contamos en el post anterior, no fue posible debido al mal tiempo, así que tuvimos que cambiar nuestra ruta.  

Anciles

Una de las rutas que queríamos hacer iba a llevarnos desde Eriste hasta Anciles, un recorrido de poco más de 5 kilómetros que parecía tener buena pinta. Por culpa de la lluvia y el mal tiempo tuvimos que olvidar nuestros planes, pero no queríamos irnos sin visitar Anciles, así que nos subimos al coche y nos fuimos hasta este pueblo que tenía pinta de ser bonito.  

Anciles

Cómo llegar a Anciles y Cerler

Desde Eriste a Anciles no hay demasiada distancia: tenemos que ir hasta Benasque y allí torcer a la derecha. En total, 5,4 kilómetros y pocos minutos hasta que llegamos a esta, podríamos decir, casi aldea – por su pequeño tamaño -, es una diminuta localidad que pertenece a Benasque. De hecho, lo separan de ella unos 2 kilómetros que, en días buenos, pueden recorrerse disfrutando de un apacible paseo siguiendo el curso del Ésera.  

Anciles

Nuestra visita

Anciles

Éste no es nuestro caso; el día no es bueno. Llueve, el cielo está gris. Los picos de los Pirineos apenas pueden verse desde la localidad de Benasque. La lluvia es persistente, tozuda, pero esa lluvia le confiere muchísimo más encanto a este valle al que parece envolver un halo de misterio. Llegamos a Anciles y nos recibe una zona de aparcamiento a nuestra derecha. Solo dos vehículos y nosotros estaremos estacionados allí. La lluvia sigue cayendo, así que cogemos nuestros paraguas y nos disponemos a descubrir este pueblo.  

Uno de los puntos fuertes de Anciles es su arquitectura popular típicamente ribagorzana, con grandes ejemplos de casonas de los siglos XVI y XVIII – casa Sebastián, Sort, Migot, Escuy o Suprián. Y es cierto, Anciles es un festín de casas y casonas, callejuelas empedradas y rincones con encanto. Pero a Anciles lo rodea también un entorno de infarto: altos picos, montañas nevadas, un cielo brumoso. Y sigue lloviendo, y nos da igual.  

Arquitectura popular y nieve

Anciles es de esos pueblos que puede que en otra circunstancia hubiéramos dicho bah, otro pueblo bonito del Pirineo. Pero el mal tiempo, ese mal tiempo que ha hecho cambiar todos nuestros planes, consigue subirle puntos a este pueblito aragonés tan coqueto que en días buenos debe estar llenísimo de gente.  

Cerler

Es momento ahora de dar marcha atrás y poner rumbo a otro de los pueblos que hay cerca de Benasque: Cerler.   Cerler   Más allá de ser una de la estaciones de esquí importantes de Aragón, Cerler es el municipio más alto  del Pirineo Aragonés. Sin más referencias que esta, y ya que tenemos tiempo, decidimos acercarnos hasta él.  

Para llegar desde Anciles a Cerler debemos regresar a Benasque y allí seguir las indicaciones que nos harán torcer a la derecha. Desde Benasque tendremos unos 15 minutos y ganaremos bastantes metros en poco tiempo. La carretera – preciosa – tiene alguna que otra curva pero unas vistas de infarto.  

  En Cerler queríamos hacer también alguna ruta, y es que desde allí parten algunos senderos interesantes y poco dificultosos. Pero como va siendo tónica general estos días, el tiempo no acompaña, así que nosotros no queremos caminar solos. En Cerler encontramos, otra vez, muestras de arquitectura popular y una iglesia que data del siglo XVI

Aparcamos y la nieve cae no de forma abundante pero si continua. A la nieve le tenemos respeto, es más, le tenemos respeto a todos los elementos naturales. No estamos demasiado acostumbrados a transitar por ella y no queremos cometer ninguna locura, así que damos un breve paseo por el pueblo y regresamos al coche. Descendemos de nuevo y ponemos rumbo a nuestra próxima parada: Castejón de Sos.

El cementerio de Castejón de Sos

Bonus: Castejón de Sos

Castejón de Sos es uno de los pueblos más grandes de la zona. Tiene gran cantidad de oferta hotelera y es por esa razón por la que iremos hasta allí. No tiene mucho patrimonio, de hecho no es un pueblo bonito, pero si agradable. El entorno es su punto fuerte, ya que tiene unas vistas abrumadoras, increíbles.  

¿Y si nos quedamos aquí?

  Castejón de Sos nos sirve como segundo lugar de pernoctación en esta ruta por el Valle de Benasque, un pueblo que estará mucho más animado de lo que creíamos, y eso siempre es de agradecer. Y es en esta localidad oscense donde termina nuestro segundo día de roadtrip. Al día siguiente vamos a cambiar, de nuevo, nuestros planes. ¡Viva la improvisación!  

MÁS INFORMACIÓN

  Podéis encontrar las distintas rutas senderistas de la zona en los siguientes enlaces: http://senderos.turismoribagorza.org/ficha.php?id_ruta=27https://www.aramon.com/blog/aramon/espectaculares-cascadas-sencillas-rutas-los-alrededores-cerler/http://senderos.turismoribagorza.org/ficha.php?id_ruta=68  

Hay mucho más que ver en estos lugares, pero con el tiempo que hacía no nos apetecía demasiado ir de aquí para allí. Aún así, visitar estos pueblos es posible incluso en días de lluvia.   http://www.turismoribagorza.org/es/planifica-tu-visita/nuestros-municipios/castejon-de-sos  

Si queréis probar un producto típico, preguntad en Anciles por sus manzanas. Dicen que son más sabrosas y aguantan más tiempo debido al cambio de temperatura entre el día y la noche.  

3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: