Muro de Roda | Centinela del Sobrarbe

En el Valle de la Fueva encontramos un pequeño pueblo deshabitado que lleva por nombre Muro de Roda. Llegar a él es toda una odisea, pero una vez allí te va a sorprender. Acompáñanos en esta aventura imprescindible en Huesca.


Con sus inicios en el siglo XI, esta pequeña fortaleza que conserva aún todo el perímetro de muralla es un lugar que se divisa a lo lejos y que parece totalmente inaccesible. Lo parece y casi lo es porque el camino de llegada hasta Muro de Roda es algo complicado pero todo esfuerzo tiene su recompensa, ¿verdad?

La recompensa que obtienes una vez llegado a lo alto del promontorio donde se encuentra este pequeño conjunto urbano es una sorpresa hecha románico, pero también una sorpresa traducida en unas vistas increíbles de todo el Pirineo. Pero vayamos por partes y hablemos un poco de Muro de Roda y de qué es este lugar.

Un poco de historia

Los primeros datos de Muro de Roda se tienen en el siglo XI, pero en aquellos no llevaba el apellido «de Roda» sino «Mayor». Se entiende que el nombre es dado debido a su situación estratégica por encima del resto de fortificaciones de la zona y es que, sí, cuando transitas por el Sobrarbe, ya acercándote hasta Aínsa, percibes una construcción que parece imposible en lo alto de una crestería: aquello es Muro de Roda.

El apelativo «de Roda» le es dado cuando en el año 1134 es donado por Ramiro II a una comunidad de canónigos de Roda de Isábena, aunque antes de esto, en el año 1017, es cuando se empieza a fortificar bajo las órdenes de Sancho III el Mayor en el marco de recuperación de la Ribagorza y el Sobrarbe.

Posiblemente, y antes de su fortificación, Muro fuese solo una bastida menor, época de la que data – 1040 o 1050 – la ermita de San Bartolomé o una pequeña capilla que servía a la fortificación. En el siglo XII empieza a construirse al iglesia de Santa María que junto a las vistas, y a mi juicio, son los hitos del lugar.

La iglesia de Santa María, románica ella, está adherida a la muralla, teniendo sus tres ábsides fuera de la misma y que se divisan desde el exterior de la fortaleza. El campanario, en forma de torre y con función no solo religiosa sino también defensiva, despunta en lo alto. Este campanario sale a partir de la reforma del que tuvo lugar en el siglo XVIII, así como también es fruto el interior de la iglesia, pintado con frescos al estilo renacentista. Allí mismo, y también, la cripta, a la que puedes acceder sin ningún problema.

El lugar se encuentra despoblado desde mediados del siglo XX, pero todavía se perciben las ruinas donde anteriormente hubo casas. En el cementerio podemos ver cruces recientes de aquellos tiempos, cementerio que está rodeado por un pequeño muro y que puede percibirse desde la parte alta del conjunto.

Qué ver en Muro de Roda

Ya no es qué tienes que ver en Muro de Roda, sino que tienes que ver Muro de Roda. Sus murallas, que en algunos puntos llegan a los 4 metros de altitud pero que en otros, y debido a su situación estratégica a más de 1000 metros de altitud, son casi testimoniales, fueron declaradas Bien de Interés Cultural.

La Iglesia de Santa María, de fábrica románica pero con añadidos posteriores, es también interesante, así como lo es la ermita de Santa Bárbara o la ermita de San Bartolomé.

Además, las ruinas de las viviendas que se mantienen en pie a duras penas son otro de los atractivos del lugar. Pero no son solo lugares materiales los que allí encontrarás ya que, y como te he dicho antes, las vistas del valle de la Fueva y del Cinca son simplemente espectaculares.

A nosotros, y personalmente, es un lugar que nos gusta mucho. Llegar ahí – luego os cuento algo – es un poco complicado pero los kilómetros y el esfuerzo – aunque vayas en coche – merece mucho la pena.

El acceso a la fortaleza solo es posible a partir de un arco de medio punto adosado a la iglesia y que tiene siempre las puertas abiertas. Así, visitar este lugar es gratuito, cosa que se agradece. Tal vez sea lo complicado del acceso lo que haga que se puede llegar hasta allí sin más centinela que su propia situación. Tal vez esto sea lo que lo mantiene vivo, pero seguramente también sea lo que lo ha dejado morir – al menos en lo que a población se refiere.

A mi juicio, la estampa que se tiene del lugar una vez aparcas en el poco espacio que hay para tal fin es increíble: la iglesia abrazada por la muralla, con la torre campanario despuntando y los ábsides como si fuesen cubos de fortaleza. Después de eso te adentras en la fortaleza y te das cuenta que has llegado a un lugar muy especial.

Acceder a la iglesia es también toda una experiencia, porque el ambiente lúgubre de la misma es más que una sensación. En penumbra, solo unas pocas velas y la luz que entra por el pequeño vano situado encima del altar mayor permiten divisar algo de lo que hay dentro del recinto. Tienes que acostumbrarte a la poca iluminación para darte cuenta que unos frescos algo ruinosos al estilo renacentista cubren casi todas las paredes. Tras de ti un coro y bajo tus pies tumbas. Más allá, y descendiendo por unas escaleritas, la cripta.

Sales de la iglesia y vas por el paseo de ronda, teniendo a tus pies, muy a lo lejos, el Embalse de Mediano, alrededor del cual hay tantos pueblos sin vida, muertos, y desaparecidos.

Caminas un poco más y la pequeña ermita de Santa Bárbara, muy inquietante por que sus paredes interiores están llenas de ¿pintura roja? No lo sé, pero da un mal rollo terrible. Sigues caminando, das la vuelta por la parte baja del recinto, llegas de nuevo a la iglesia y sales por donde has entrado, porque es que no hay otro lugar por el que salir.

Nos subimos de nuevo al coche y deshacemos el camino ya hecho. No intentes ir por otro sitio, no llegarás a ningún lugar – no al menos del que puedas salir facilmente -, y es que el acceso a Muro de Roda es, sencillamente, complicado.

Cómo llegar a Muro de Roda

A esta pequeña joya oscense se llega por una carretera que es en parte pista, y desde Tierrantona. No hay otra. Son apenas 7 kilómetros pero que te llevarán unos 20 minutos de conducción por un firme que a veces es camino rural y por el que transitar en un coche de paso poco elevado va a ser posiblemente una tortura.

La carretera es estrecha y a veces impresiona por los cortados. Hay muchas curvas y una vez llegas arriba el sitio para aparcar es poco. Cuando empiezas a subir te parece imposible que hasta aquel lugar haya solo 7 kilómetros, y es que el punto es tan alto y tan aislado que crees que no vas a llegar nunca. Pero una no debe desesperar y hacer el esfuerzo para acceder hasta esta maravilla que es un tesoro en toda regla.

Así, te recomiendo que si quieres llegar hasta aquí lo hagas con mucho cuidado si tu vehículo no es de paso elevado. Nosotros íbamos con la furgo y claro, ella está acostumbrada a ir por caminos de tierra, y es que está pensada para trabajar en el campo.

Ten en cuenta que si las condiciones climatológicas no son las adecuadas – si ha nevado mucho, por ejemplo – tal vez no puedas acceder. Yo, personalmente, no me arriesgaría a ir por esa carretera con unas condiciones climatológicas adversas.

Aunque parezca que sea difícil llegar hasta allí, no lo es tanto, pero debo advertirte de lo que te vas a encontrar. Y si hago la advertencia es para que te prepares y te atrevas a visitar uno de los lugares más chulos de Huesca y que conservan todo ese encanto del pasado que tanto gustan a personas como nosotros.

Si no conocías Muro de Roda creo que está bien que te lo apuntes para futuros viajes por Huesca, y por el Sobrarbe en particular. Es una buena excursión para hacer desde Aínsa, lugar que seguro sí conoces o tienes pensado visitar.

Una filósofa y un politólogo que amana viajar y lo hacen a pesar de los pocos recursos que tienen. Viajar es más que un capricho, viajar es una necesidad y aquellos que somos pobres en un primer mundo de opulencias tenemos derecho también a realizar nuestros sueños viajeros. Porque los pobres también viajamos.
Entradas creadas 157

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: