Senda de los Cazadores en Ordesa | Una experiencia personal

Visitar Ordesa es una de las cosas que deben hacerse en el Pirineo aragonés. Entre las múltiples rutas que ofrece este lugar encontramos la conocida como “La Senda de los Cazadores”, una de las más espectaculares dentro de las asequibles, pero también una ruta dura que debes conocer en toda su extensión. Aquí va nuestra experiencia personal.


No voy a explicarte las cosas que puedes ver en Ordesa ni a hacerte una explicación detallada de la ruta, lo que quiero es mostrarte mi punto de vista, darte algunos consejos y advertirte para tus visitas en un futuro, para que tengas en cuenta una serie de puntos que tal vez no conoces y pueden resultar peligrosos. Vamos con ello.

¿Qué es la Senda de los Cazadores?

La Senda de los Cazadores es una ruta de unos 22 kilómetros y 7 horas de duración que te lleva por lo alto del Parque Natural y te permite disfrutar de una perspectiva del Valle de Ordesa que no se aprecia cuando haces rutas de menos altura. Aunque cualquier ruta por Ordesa va a ser sorprendente, ésta tiene el plus de la perspectiva desde el Mirador de Calcilarruego y la Faja de Pelay que la hace verdaderamente especial.

Con estas premisas es normal que queramos hacerla todas aquellas personas a las que nos gusta disfrutar de la naturaleza y de los espacios tan increíbles como puede ser Ordesa, pero también debemos conocernos a nosotros mismos y saber si podremos realizar una excursión de esas características.

Como digo, la ruta es fantástica, pero es también larga -22 kilómetros – aunque también tiene una longitud considerable la ruta estrella del parque, la de Cola de Caballo – por la que pasas haciendo la Senda de los Cazadores – que son 16 kilómetros ida y vuelta, la ida siendo casi en su totalidad subida.

Así, lo que haces en Ordesa – al menos en estas dos rutas – no son paseos, son excursiones de un día completo que requieren de un esfuerzo físico moderado, cuando no elevado. Y elevado es el esfuerzo que debes hacer en la Senda de los Cazadores para recorrer los primeros dos kilómetros.

Nuestra experiencia

Aquí es donde empieza la dificultad, y debes tenerlo en cuenta. Antes de realizar la visita yo me había informado de lo que era esta ruta, y sabía que la primera hora era una hora complicada de subida constante por un firme montañoso y en el que a veces – esto no lo había leído – tenías que arraparte para poder continuar. Los dos kilómetros – o un poco más – que te llevan hasta el mirador los haces en una hora, como mínimo – nosotros con paradas para respirar lo hicimos en un ahora y cuarto – y no es una subida fácil.

El camino de subida del que no se aprecia la pendiente.

⚠Debes tener en cuenta que son dos kilómetros más o menos en los que se salvan algo más de 600 metros de altura.⚠

Una vez llegas a lo alto de la montaña – unos 1900 metros – tienes unas vistas espectaculares de todo el valle que se aprecian desde el
mirador de Calcilarruego , que es uno de los atractivos de la ruta, pero para mí no son las mejores vistas que se tienen en todo el trayecto; lo que vas a ver después, a mi juicio, será mucho mejor.

Una vez llegados a este punto el camino transcurre a veces entre frondosa vegetación, por la Faja de Pelay, unos 4 kilómetros que ya no se hacen duros porque exceptuando algunos momentos puntuales de corta duración todo es bajada. Sí, una bajada de casi 20 kilómetros que te llevará de nuevo a la Pradera de Ordesa, desde donde has partido.

Y viene aquí, ahora, la cuestión en la que quiero hacer hincapié y por la que escribo este artículo: realizar el sendero al revés, esto es, terminar con los 2 kilómetros después del mirador, y para mí, es una auténtica barbaridad.

Sí, una auténtica barbaridad siempre que no tengas preparación. La vuelta se va a hacer complicada, habrás hecho ya los ocho kilómetros hasta la Cola de Caballo y después tendrás que hacer otros diez subiendo por una cuesta que aunque bajando es bastante gradual subiendo se hace, seguro, pesada. Una vez hayas salvado esa parte del recorrido y te encuentres ya en el tramo final tendrás que bajar los dos kilómetros por un sendero muy peligroso en el que a veces puede darte vértigo y por el que si no transitas con seguridad el desenlace puede ser fatal.

¿Por qué te cuento todo esto?

Y por qué vienes a contarnos esto, te estarás preguntando. Pues te lo explico: porque nos encontramos con personas que hacían el recorrido al revés y no sabían a lo que iban. Ya nos pareció que había personas que estaban haciendo la ruta al revés y no tenían muy claro a lo que iban. El asunto se confirmó cuando nos detuvieron una pareja ya no joven que nos preguntaron si quedaba mucho hasta el mirador. Les dijimos que hasta ese punto, y desde el mirador – y cuesta abajo – llevábamos dos horas, más la hora de subida anterior, tres de ruta. Ellos nos dijeron que desde la Cola de Caballo habían hecho ya kilómetro y medio de subida, y que no pensaban que la senda estuviese tan empinada, que como veían a gente venir de la otra parte pensaron en regresar al punto de inicio dando la vuelta. No, no se da la vuelta, les comentamos nosotros, ahora subes y subes hasta los 1900 metros y luego los vuelves a bajar en 2 kilómetros. Les dijimos que nosotros no volveríamos por allí, yo personalmente ni loca, y más sufriendo de vértigo. Les recomendamos que si querían recorriesen medio kilómetro más para disfrutar de las vistas que a nuestro juicio son de las mejores del valle en ese punto. Nos hicieron caso y nos lo agradecieron.

Es todo muy bonito si tienes cuidado.

Paramos para tomarnos un bocadillo de tortilla de patatas que llevábamos ya preparado de casa y seguimos viendo pasar gente y más gente en dirección contraria. Acabamos preocupándonos.

Seguimos nuestro camino y ya quedaba poco hasta la Cola de Caballo, allí, al inicio del sendero que te lleva por la Faja de Pelay hasta el mirador vimos una señal, que era ésta:

La advertencia, clara, parecía pasar desapercibida entre las gentes que iban caminando: pasaban ya de las tres de la tarde.

No lo digo yo.

Casi en el punto más bajo de la ruta nos encontramos con un grupo de personas de diversas edades – niños entre otros – que hacían el sendero a la inversa. Los detuvimos y les comentamos que si iban a volver por allí, nos dijeron que sí. Les preguntamos si sabían lo que iban a hacer; nos dijeron que no. Les explicamos todo, les advertimos y les dijimos que fuesen con cuidado.

Seguimos nuestro camino, llegamos a la Cola de Caballo – para mí lo menos espectacular de toda la ruta – y echamos la vista atrás: desde ese punto, y efectivamente, parecía que el regreso por la otra parte iba a ser una cosa parecida a la ida: por una senda más o menos asequible que iba a ras de río. No, no es así: empiezas a subir y subir para después bajar en un santiamén.

Desde aquí no comprendes por donde va la ruta. Es en la parte superior de los árboles, y no por la parte baja de los mismos.

Comenzamos nuestro regreso hasta la Pradera de Ordesa, y alucinamos también con la otra parte de recorrido, un festín de agua y vegetación que encima en otoño es brutal.

Llegamos a los últimos kilómetros y como es costumbre en esto del senderismo saludábamos a aquellas personas que pasaban por tu lado. Un grupo de cuatro iba adelantado y nosotros pasamos por su lado: hasta luego, dijimos. Menos mal que os hemos hecho caso, contestaron. Me giré y me di cuenta que se trataba del grupo de gente al que habíamos advertido. Espero advertir con esto a otras gentes que no sepan con seguridad qué supone hacer la Senda de los Cazadores a la inversa.

¿Qué quiero decir con todo esto que acabo de contar? No, no te estoy diciendo que no hagas esa ruta como te plazca, solo quiero decir que la hagas si te sabes capaz, nada más.

En la imagen, el
mirador de Calcilarruego, al que accedes por la parte derecha desde la Pradera de Ordesa.

Más recomendaciones

En lo que a otras cosas se refiere, te recomiendo, como siempre:

  • Calzado cómodo
  • Agua suficiente para aguantar toda la ruta
  • Comida y algunos frutos secos
  • Gorra si hace mucho sol
  • No realizar la ruta si hay mal tiempo o lo ha habido días anteriores – aunque esto también te lo advierten allí.
  • Prudencia

Cómo acceder al Ordesa

Para acceder a Ordesa, en temporada alta, tendrás que ir en el autobús que sale des de Torla – aunque también desde otros puntos si hay plazas libres – y cuesta 4,5 € ida y vuelta. Esto será así en temporada alta y fines de semana de octubre. Entre semana, en esas fechas, podrás acceder en vehículo propio – aunque puedes ir también a pie desde Torla, que son 8 kilómetros.

Nosotros hicimos, más o menos, una hora de cola para acceder a la caseta de compra de billetes, más otros 20 minutos de espera para el autobús.

Cuánto tiempo necesito

Te recomiendo que si quieres hacer esta ruta o la tradicional de la Cola de Caballo llegues, como muy tarde, a las 11 de la mañana al parque, o no te va a dar tiempo. Si los días avanzan ya de cara al invierno ten en cuenta que anochece antes por lo que tendrás que empezar a caminar más temprano.

Cuenta siete horas y media para hacer la Senda de los Cazadores, y cinco para la Cola de Caballo – sin paradas.

Y recuerda:

Respeta el entorno, eso no hace falta que lo diga, y deja los lugares por los que pasas lo más parecidos a como estaban antes de tu caminata. Llévate la basura y si paras a mear, por favor, no dejes los papeles en el campo: llévatelos en una bolsita, que casi había más pañuelos de papel en el suelo que hojas habían caído de los árboles.

Si quieres más información sobre la ruta te la dejo en los enlaces siguientes:

https://www.miteco.gob.es/es/red-parques-nacionales/nuestros-parques/ordesa/

https://www.turismodearagon.com/ficha/ordesa-y-monte-perdido/

Anímate a visitar Ordesa, pero infórmate bien antes de lo que te vas a encontrar.

Una filósofa y un politólogo que amana viajar y lo hacen a pesar de los pocos recursos que tienen. Viajar es más que un capricho, viajar es una necesidad y aquellos que somos pobres en un primer mundo de opulencias tenemos derecho también a realizar nuestros sueños viajeros. Porque los pobres también viajamos.
Entradas creadas 152

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: