Europa,  Francia,  País Vasco Francés

Saint Jean Pied de Port | El Principio del Camino

Saint Jean Pied de Port, capital de la Baja Navarra, es uno de los pueblos más bonitos de Francia. Sus 1.500 habitantes viven entre muchos otros miles de peregrinos que van hasta Santiago de Compostela. Etapa importante antes de Roncesvalles, es uno de los puntos escogidos para comenzar el periplo hacia Compostela. Pero más allá de eso Saint Jean Pied de Port (Donibane Garazi en euskera) es un pueblo con mucho encanto, con una cultura y tradiciones bien arraigadas y con una vida inusual en un pueblo francés. Te voy a contar todo lo que puedes hacer y no debes perderte en esta preciosa localidad de Francia.


Nuestro paso por Saint Jean Pied de Port es fortuito. Sí, habíamos pensado viajar hasta Donibane Garazi hace ya años, aunque no tantos; habíamos pensado ir allí cuando cumpliésemos los 30, y es que nos habíamos prometido realizar el Camino de Santiago y comenzar desde este pueblo francés. La cosa no pudo ser, nos vinieron encima responsabilidades que nos ocuparon – a JJ más que a mí – nuestra vida mucho más y ya no disponíamos – como conjunto – del tiempo suficiente como para llegar hasta Santiago de Compostela a pie. Bueno, Santiago no, que yo lo que quería era llegar hasta Finisterre… pero eso está todavía por ver.

La cuestión, que a Saint Jean Pied de Port no fuimos entonces y siempre había quedado ahí en suspensión una visita a un pueblo que tenía pinta de ser bonito pero que no llamaba la atención más allá del hecho de ser el inicio del Camino. Pero resulta que esta localidad forma parte de la red de los pueblos más bonitos de Francia y bueno, algo debía de tener si eso era así. De este modo, y buscando en octubre ir hasta el Baztán acabamos en el otro lado de la frontera porque el alojamiento nos salió allí mucho – muchísimo – más económico. Pues bien, iríamos a Saint Jean y veríamos qué hay por allí.

Llegamos al pueblo ya de noche, lloviendo a raudales, después de haber pasado por Roncesvalles, un 12 de octubre de 2019. Nada vemos de la localidad más allá de las pocas luces de algún restaurante. Algo me llama la atención y es la cantidad de gente que hay en los bares, para mí bastante inusual siendo esto Francia, y es que habiendo viajado al país vecino más de una vez – es la segunda ya este año – me parece curioso como bien entrada la noche la gente todavía está en la calle, aún con lluvia, y tomando algo en los locales. Después me daré cuenta que eso que sea punto principal en el Camino de Santiago comporta que haya un montón de gente – algunos caminantes, otros turistas como nosotros – que le dan mucha vida a este pueblo.

No voy a explicaros muchas cosas sobre el Camino de Santiago, este artículo no pretende ser una introducción a una de las vias podensis más famosas de todo el mundo. Todo comienza en el año 814 cuando, en Compostela, se encuentran – no sin leyenda de por medio – las reliquias del apóstol Santiago. A raíz de este hecho las peregrinaciones comienzan a crecer y Compostela se convierte en una de las principales rutas religiosas en la primera mitad del s. XII, ayudada en gran medida por el Códice Calixtino.

La pequeña iglesia que se construyó para albergar las reliquias del Apóstol acabaron siendo transformadas en una de las catedrales más espectaculares de España: la Catedral de Santiago de Compostela. Cada una de las etapas que cayeron en el olvido tras la Edad Media son hoy puntos turísticos importantísimos en toda Europa, y Saint Jean Pied de Port es uno de ellos

El Camino está muy presente.

En Saint Jean Pied de Port estaremos 4 noches y desde allí podremos visitar un montón de lugares a poco menos de una hora de camino, pero el pueblo no lo visitaremos hasta el último penúltimo día y por la tarde. Bueno, he de decir que a nuestra llegada damos un paseo por el casco histórico de la localidad pero a esas horas – las 8 de la tarde serán – está todo cerrado y la iluminación es bien escasa. Cuando en nuestro tercer día nos dignemos, por fin, a pasear por Saint Jean Pied de Port podremos disfrutar de todo esto.

Qué ver en Saint Jean Pied de Port

La Rue de la Citadelle y la Rue d’Espagne

Conectamos rápidamente con el Camino de Santiago y comenzamos en la calle que fue la vía principal de paso en la Edad Media, a la que se accedía por la puerta de Santiago y que permitía proseguir el camino hacía Roncesvalles, la siguiente parada en la Ruta Jacobea – no si antes tener que pagar un módico precio. Tanta fue su importancia en el pasado que en el año 1998 esta calle fue proclamada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

En la actualidad esta calle es un lugar lleno de comercios, peregrinos, hostales, tiendas de recuerdos, mucho turista, y unas vistas de lo alto que son de las mejores que veras en esta parte de Francia. Sí, cuando estés en lo alto de la Rue de la Citadelle lo que tienes que hacer es darte la vuelta y mirar hacía abajo: lo que te encuentres en el horizonte te hará creer que aquella puede que sea una de las calles más chulas que haya en toda Francia.

Esta calle, que se une a la calle de España – no hace falta decir el porqué – tiene un precioso color rosado, y es que la mayoría de las viviendas están construidas en granito de ese mismo color al ser piedra local. Pero lo más rosado que hay se encuentra a orillas del Nive. La Rue de Espagne fue en la época medieval el lugar donde se concentraban comerciantes y artesanos y, en la actualidad, su aspecto sigue siendo casi el mismo.

Vas a encontrarte con las distintas puerta medievales que abrían paso en el pasado entre los lienzos de muralla.

En estas dos calles, como también en las que las rodean, podemos observar todavía hoy los escudos y nombres de los propietarios de las viviendas, viviendas que, por otra parte, son auténticas mansiones.

También tienes que fijarte, en lo alto de la Rue de la Citadelle, en la Prisions des Évêques, una construcción medieval que fue el lugar donde se reunían los obispos antes del Cisma de Occidente. En el sótano – eso dicen las referencias, nosotros finalmente no entramos – hay una impresionante sala gótica que sirvió de prisión en el s. XVIII.

La Iglesia de Notre-Dame-du-Bout-du-Pont

Un edificio destaca por encima de todos los demás en este pequeño pueblo francés, y el edificio es esta iglesia gótica que es la segunda más importante en tamaño de todo el País Vasco Francés después de la catedral de Bayonne. Lo más característico de este lugar es, como podréis imaginar, el color casi granate del material en el que está construido. Tampoco es menospreciable su interior, de un gótico elegantísimo y que poco se intuye desde el exterior, mucho más robusto que su interior.

La Ciudadela

En lo alto de la calle, y a 70 metros de altura, encontramos la Ciudadela – o Citadelle en francés – que se encuentra en el lugar donde antes estuvo el antiguo castillo medieval. Esta Ciudadela, construida en el XVII, se encuentra en la colina de Mendiguren y desde allí vas a tener también unas vistas que alucinas, aunque además de las vistas te vas a encontrar en un entorno que es una pasada. La piedra en la que está construida la ciudadela es más bien oscura, pero todo el entorno es de un verde de lo más intenso, y si viajes en otoño la vegetación empezará a teñirse de ocre, y eso junto a las ruinas de las murallas y la tranquilidad del lugar harán que te sientas como en un cuento fantástico.

Antaño la Ciudadela era la que vigilaba a las gentes que llegaban de España, pero en la actualidad es el colegio público del pueblo. Además, es también una especie de parque donde puedes pasear alrededor de las murallas y tienes donde descansar y disfrutar del maravilloso entorno que envuelve a este pueblo. Las vistas de las montañas y los valles – hay que tener en cuenta que Saint Jean no llega a encontrarse a 200 metros de altitud – son impresionantes.

El Río Nive y su Puente Viejo

De lo alto a lo más bajo, y en lo más bajo está una de las estampas más bucólias de toda la localidad: la del Puente Viejo sobre el río Nive. De aguas cristalinas, el Nive atraviesa la localidad y es una de las imágenes más bellas que vas a tener de ella. Tanto de día, como por la noche, como a cualquier hora, el conjunto del Puente viejo, el río y la Iglesia, pero también la imagen que tienes desde el Puente Nuevo – sobre el que pasa la carretera principal – van a sorprenderte muchísimo. Detenerte allí es imprescindible.

El Nive y el Puente Viejo visto desde el Puente Nuevo

Te recomiendo también que hagas otra cosa, y es pasear a orillas del río, hasta su puente colgante de madera, y que si lo haces, lo hagas al atardecer. Si tienes suerte de que haya misa el interior de la iglesia estará iluminado y el color oro de la luz resaltará tanto con el rojo de las piedras y los malvas del atardecer que vas a decir: uffff…

El Trinquete

En la calle con el mismo nombre encontramos uno de los puntos neurálgicos de la ciudad y en el que todos los lunes tiene lugar una partida de pelota. Se trata del Trinquet Garat, que data de principios del s. XX y que, si tienes un poco de suerte como nosotros – llegamos a final de partida y pudimos acceder sin problema – podrás visitar. Un lugar sin duda muy interesante ya que allí la pelota es casi religión.

Información y consejos

Acontecimientos que no puedes perderte

A pesar de ser un pueblo bien pequeño, Saint Jean Pied de Port organiza eventos todo el año. Dos de esos eventos son ineludibles y puedes vivirlos todos los lunes. El primer evento que no puedes perderte es el mercado que cada lunes tiene lugar en el espacio dedicado para ello. El mercado empieza a las 8 de la mañana y termina poco más allá de mediodía. En él puedes encontrar productos de proximidad principalmente, como quesos, foies, panes y alimentación básica.

El segundo evento que no puedes pasar por alto es la partida de pelota a mano desnuda en el Trinquet Garat, todo un acontecimiento en el pueblo y que reúne a muchísima gente. La entrada a la partida de pelota son 10€ y se pueden comprar en la taquilla del trinquete o en la oficina de turismo.

También debes saber que el 15 de agosto se celebran las fiestas patronales o que a finales del mismo mes se celebra el festival de teatro “Citadelle en Scène”.

Alojarte en Saint Jean Pied de Port

En tanto que localidad turística, y a pesar de su 1500 habitantes, en Saint Jean Pied de Port el alojamiento es abundante, aunque no económico si lo que quieres es viajar en verano. Nuestro caso no fue ése ya que si acabamos en este pueblo fue, precisamente, por haber encontrado alojamiento a buen precio. Deberé poneros un poco en contexto aunque al principio del artículo ya os he contado algo: yo quería ir al Baztán en otoño o, en su defecto, pasear por alguna parte de Navarra. Eso lo llevaba decidido hace ya mucho tiempo, como 5 o 6 años desde que fui a los Valles Ocidentales y vi que allí arriba el otoño es otra cosa. Pero en otoño esa zona está muy codiciada – y en verano también… – y se me iba de las manos – y del bolsillo – el poder alojarnos. Este año lo volví a intentar y estuve un mes mirando en el buscador de alojamientos y poco había que me pudiese permitir. Ya veía que estaría otro año sin poder pisar el Baztán así que decidí ampliar el radio de búsqueda hasta el otro lado de la frontera, y es que sé que en Francia la oferta de alojamiento suele ser mayor y, sobre todo, tienen un tipo de alojamiento que a mí me gusta mucho: apartamentos. La alegría llegó cuando apareció en la pantalla el nombre de Saint Jean Pied de Port y un apartamento equipadísimo por menos de 200€/4 noches/2 personas. En ese momento decidimos que nos íbamos a Francia por segunda vez en un año y desde allí comenzamos a construir la ruta.

El alojamiento, unos apartamentos muy chulo que pertenecen a una de las cadenas más potentes de Francia, fue todo un acierto. Lo fue por sus comodidades, pero también por el precio: 184€ todo. Pero no te creas que este es el precio que siempre tienen estos apartamentos. Es más, en la recepción vi que una noche costaba 264€, pero viajar según las ofertas y no según los deseos te permite disfrutar de cosas como la que aquí te explico.

Si quieres alojarte en el mismo sitio que nosotros, pincha aquí, pero te recomiendo que amplíes tu búsqueda por si no hay ofertas disponibles en las fechas que tú puedes viajar. Además, si contratas el alojamiento desde este blog a ti no te supone ningún coste adicional y yo me llevo una pequeña comisión que me ayuda a mantener la web – que los dominios no salen gratis.

Booking.com

Información adicional

Saint Jean Pied de Port puede ser pueblo de paso en el que pases media jornada o un par de horas paseando por sus calles o, como hicimos nosotros, puede servirte como centro de operaciones para descubrir la zona. Desde esta localidad puedes acercarte sin problemas a Navarra, pero también a otros puntos de Francia como Bayonne o Biarritz -nosotros lo hicimos – en apenas una hora. Bien es cierto que cuando te desplazas a Navarra tienes que conducir por puertos de montaña pero solo por los paisajes el asunto ya vale la pena.

Te dejo a continuación algunos enlaces que podrán servirte de ayuda:

*En este post hay algunos links de afiliados, lo que significa que si decides utilizar alguno de ellos a ti no te costará nada y a cambio nosotros nos llevaremos una pequeña comisión que nos ayudará a seguir trabajando en el blog.
¡Gracias!

Una filósofa y un politólogo que amana viajar y lo hacen a pesar de los pocos recursos que tienen. Viajar es más que un capricho, viajar es una necesidad y aquellos que somos pobres en un primer mundo de opulencias tenemos derecho también a realizar nuestros sueños viajeros. Porque los pobres también viajamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: