Castilla y León,  España

Una visita al Archivo General de Simancas

Nuestro objetivo en Valladolid era claro: poder visitar el mayor número de castillos posible. Tras nuestro paso por Peñafiel, en nuestro segundo día de viaje decidimos ir hasta Simancas y visitar su castillo que es Archivo General desde el año 1540.

Tras un viaje infernal, la visita a la impresionante fortaleza de Peñafiel y nuestra llegada a un Valladolid ardiendo nuestro segundo día de viaje comenzará con la visita al castillo de Simancas. Como ya hemos dicho en la pequeña introducción, nuestros planes en este viaje pasaban por visitar la mayor cantidad de castillos de la provincia de Valladolid.

Valladolid tiene el honor de ser el lugar de España donde hay más castillos y fortalezas, y muchos de ellos son los más impresionantes que se pueden encontrar en el país, como el ya mencionado de Peñafiel o también el de Mota, en Medina del Campo. De hecho – y ya lo iréis viendo en las sucesivas entradas –, transitar por las carreteras de Valladolid es una auténtica delicia para los amantes de las fortalezas: torres almenadas aparecen a lo lejos, y de improviso, cuando se viaja por esas carreteras infinitas que cruzan el campo vallisoletano. Cualquiera que sea un apasionado de los castillos debe hacer una ruta por la provincia de Valladolid, al menos, una vez en la vida. Ahora bien, no esperéis castillos palaciegos – al estilo de los del Loira, que es lo que todos tenemos en mente –, sino que vais a encontrar construcciones rudas, fortalezas robustas e inexpugnables, de marcado carácter bélico. Valladolid, territorio fronterizo entre los reinos de Castilla y León, lleva a sus espaldas las marcas de numerosas contiendas de las que los castillos son testigos eternos.
Uno de esos castillos que aparece impresionante en las fotografías es el de Simancas, que además de ser un castillo bastante coqueto, es también Archivo General desde el año 1540.

El Archivo General de Simancas fue fundado por Carlos I en el año 1540, y es el primer y más antiguo archivo oficial de la Corona de Castilla. El edificio fue construido por Juan Herrera, y tiene el honor de conservar la mayor parte de documentación producida por los órganos de gobierno de la Corona de Castilla y también de la que fue más tarde Monarquía Hispánica y del Reino de España hasta Isabel II.

El castillo de Simancas no es solo Archivo General, sino que realiza también la función de museo, albergando en su interior distintas exposiciones. Además, y teniendo en cuenta la extensión de su catálogo y la importancia del mismo, la UNESCO le otorgó la distinción de Patrimonio de la Humanidad en el año 2017 en la categoría de Memoria del mundo.Y por ello es por lo que nosotros decidimos ir a Simancas, por su importancia histórica más allá de la construcción: porque alberga en sus entrañas siglos de Historia de España.
 

 

Simancas es una localidad cercana a la capital de provincia, declarada Conjunto Histórico Artistico Nacional. La Villa de Simancas, por lo tanto, no nos ofrece solamente la visita a su majestuoso castillo, sino también un paseo de lo más interesante por su casco histórico.

 

Nótese la diferencia de color entre el brazo izquierdo y el derecho:
consecuencias de conducir media jornada bajo un sol abrasador.

 

La llegada a Simancas desde Valladolid es épica; a medida que nos vamos acercando a la localidad el castillo aparece elegante en lo alto de la villa, despuntando sus torreones circulares. Una construcción casi dorada domina la silueta de esta histórica localidad vallisoletana, y no podemos más que soltar algún que otro ¡Madre mía! al ver a lo lejos tan gran castillaco.

 

Para llegar al castillo de Simancas debes dirigirte hasta lo alto de la población. Allí mismo, en una plaza contigua, encontrarás zona de aparcamiento donde estacionar el vehículo

La vista del castillo, desde fuera, es impresionante: un puente de piedra te conduce hasta una puerta que debes cruzar, arropada por unas murallas muy bien conservadas. Y es eso, el buen estado de conservación de la fortaleza, una de las cosas que más llaman la atención. No es por azar que esto sea así, sino por el hecho que el castillo de Simancas jamás ha estado abandonado o entrado en desuso por lo que se encuentra en un perfecto estado.

 

 

Eso se nota a cada paso que das, de hecho, y nada más entrar en el recinto, te encuentras con una puerta de madera original con más de 4 siglos de historia. Visitar el castillo de Simancas es gratuito, como ya hemos dicho anteriormente, no se trata solo de una fortaleza y un archivo, sino también de un museo que alberga distintas exposiciones a lo largo del año. En nuestro caso nos topamos con una exposición sobre Cervantes que alberga documentos incunables sobre su vida y sus obras.

 

 

En esta visita recorres las partes donde se encuentran las exposiciones, y también el patio – obra de Francisco Mora. Pero lo verdaderamente interesante del castillo es poder realizar una visita guiada. Al llegar al castillo, y nada más cruzar la puerta, preguntamos en seguridad y nos dicen que para ello debe haber un mínimo de 5 personas, por lo que debemos regresar de nuevo a las 12 de la mañana y si somos suficientes realizaremos la visita guiada. Así, cruzando los dedos y esperando que aparezcan más personas, nos ponemos a explorar el castillo por nuestra cuenta.

 

 

La visita guiada al castillo es gratuita, pero deben haber, al menos, 5 personas para que pueda realizarse.
Poco antes de las 12 nos presentamos en la puerta y parece que sí, que ha habido suerte: no somos 5 sino 6, y vamos a tener visita guiada. Uno de los archiveros será el encargado de explicarnos todo lo que tiene que ver con la fortaleza y aquello que alberga, y podemos decir que la visita guiada al castillo de Simancas es una de las más apasionantes que hemos hecho hasta el momento. La cantidad de datos que conoce nuestro guía es ingente; sus conocimientos parecen infinitos y su manera de explicar se asemeja más a una clase magistral de universidad que a una visita guiada a un monumento. Además, junto al archivero, entramos en partes del castillo a las que no se pueden acceder con la visita libre. Este hecho nos parece emocionantísimo: puertas que se abren y te llevan a lugares insospechados, torreones, escondrijos secretos…

 


Y no solo te quedas en el castillo, en su historia y en la historia de las exposiciones – en esta ocasión, ni más ni menos que Cervantes -, sino que te diriges al exterior, el archivero saca su manojo de llaves y abre la puerta de la muralla. ¿Podemos pedir más? Después de haber paseado por uno de los archivos más importantes del mundo y caminado entre 13 kilómetros de estanterías y haber asistido a una clase magistral de historia nos sentimos extasiados. La visita al castillo de simancas no es solamente poder ver un elemento arquitectónico que es verdaderamente importante, sino que nos hace comprender qué importante es no perder la memoria sobre los hechos pasados, porque ellos son los que determinan nuestro futuro.

Nuestro guía «el Sabio»
Pero es hora de terminar nuestra visita, casi aplaudiendo al guía como si de una estrella de rock se tratase, agradeciéndole todo lo que nos ha enseñado en esa visita que se nos ha hecho corta aun estando tumbos una hora entre esas duras paredes de piedra. Y como debemos abandonar el castillo decidimos dar un paseo por la localidad de Simancas que, como ya hemos dicho anteriormente,  es Conjunto Histórico Artístico y alberga elementos de interés, entre los que encontramos una bella plaza castellana, con sus porches y todos sus elementos característicos, casas blasonadas y la Iglesia del Salvador, que conserva su torre románica aunque el resto de la construcción sea del s. XVI.

 

 

 

Y es cierto, Simancas tiene todo eso que se le puede pedir a una coqueta villa castellana, con sus calles estrechas, sus casas uniformes y de pocas alturas, sus plazas y sus aires señoriales. El castillo es una excusa perfecta para pasarse por esta villa que no nos deja indiferentes y que hace convencernos – todavía más – que Castilla está llena de sitios increíbles.

 

 

MÁS INFORMACIÓN

Horarios de visita
De lunes a viernes de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 19.00 h.

Sábados, domingos y festivos de 11.00 a 14.00 y de 17.00 a 19.00 h.

Visita guiada:
De lunes a viernes: 12.00 horas (mínimo 5 personas). Concertar en el teléfono +34 983 590 003.
Visitas guiadas para grupos (mínimo 5 personas)

 

Laborables, concertar en el teléfono +34 983 590 003
Localización
C/ Miravete, 8
47.130 – Simancas

Teléfono: +34 983 590 003

 

📍 Todos nuestros artículos sobre Castilla y León haciendo click aquí

🏨
Puedes encontrar tu alojamiento a buen precio🖱 pinchando aquí

*En este post hay algunos links de afiliados, lo que significa que si decides utilizar alguno de ellos a ti no te costará nada y a cambio nosotros nos llevaremos una pequeña comisión que nos ayudará a seguir trabajando en el blog.
¡Gracias!

6 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: