Espalion – El nacimiento de la escafandra muy lejos del mar

En el departamento del Aveyron, uno de los más interesantes de Francia, encontramos la localidad de Espalion, un lugar donde se juntan el Camino de Santiago, la omnipresencia del Lot y la creación de la escafandra. Sí, en Espalion, y a mediados del siglo XIX, nace la escafandra de mano de dos habitantes del lugar – y estando muy lejos del mar.


Espalion es otro de esos pueblos con encanto que puedes encontrar en Francia. Aunque no siendo tan bonito como su vecino, Estaing, sí parece ser un lugar chulo que puede merecer una parada en la ruta por el departamento francés del Aveyron.

En Espalion hay un castillo casi en ruinas, un palacio renacentista, un puente medieval Patrimonio de la Humanidad, y aunque lejos del mar, allí se encuentra el Museo de la Escafandra porque sí, fueron dos señores de Espalion los que en el año 1864 inventaron la primera escafandra autónoma de la historia – y que inspiró a Jules Verne para crear su obra 20.000 leguas de viaje submarino.

¿Encuentras al buzo?

El museo de la Escafandra

Espalion, debo decirlo, no nos sorprende tanto como otros pueblos del Aveyron, pero tiene algunos encantos entre los que se encuentra la historia que ahora os voy a contar. De allí eran Benoit Rouquayrol y Auguste Denayrouze, dos señores que a mediado del s. XIX inventaron la primera escafandra autónoma de la historia. Si antes las escafandras iban unidas a una bomba exterior mediante una manguera, estos dos señores supieron arreglárselas para que el buzo se desprendiese del cordón umbilical que lo unía con el exterior y pudiese realizar inmersiones sin estar atado a nada.

Este hecho se celebra en Espalion con un museo dedicado a la escafandra, museo que se encuentra en una antigua iglesia del s. XV con aires de castillo, y que fue creado en el año 1977 por Lucien Cabriolé, quien recogió el testigo de Jospeh Vaylet, un apasionado de la cultura occitana, escritor, poeta, y coleccionista – claro.

El señor Vaylet, apasionado como digo de la cultura occitana y uno de los responsables del renacimiento de la misma, al estilo de los Gabinetes de Curiosidades, comenzó a acumular objetos que permiten hoy en día comprender mejor la cultura del lugar. El museo de la escafandra, por tanto, no es solo un museo dedicado a este artilugio que nació con el fin de poder acceder a las minas en operaciones de rescate sin que el gas grisú afectase a los rescatadores, y que se probó por primera vez en Espalion, a los pies del Puente Viejo, sino también un lugar en el que aprender algo más sobre la cultura occitana.

El edificio que alberga el Museo de la Escafandra.

El Puente Viejo

Si te acercas al centro de la localidad, y es lo que debes hacer, te encontrarás con uno de los elementos más destacados de Espalion. Se trata del Puente Viejo, que es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO al formar parte del Camino de Santiago.

Su color nos sorprende, y es que está construido en granito rosa. No se tiene clara la fecha de inicio de construcción del mismo, sí se tiene constancia de él ya en el año 1060. La imagen del puente, hoy en día, es distinta a la inicial, y es que antaño tenía 3 torres, tiendas y un puente levadizo. Hoy en día es la artería principal de la ciudad, peatonal, y lugar por el que los peregrinos jacobeos siguen su camino hacia Santiago de Compostela.

Este puente es bello en sí mismo, pero también desde él se tiene una visión preciosa del río Lot, de las antiguas casas de madera que están suspendidas sobre el cauce del río y también del Viejo Palacio.

El Viejo Palacio

Otro de los atractivos de Espalion es el Viejo Palacio, un edificio renacentista construido en el año 1572 y que tras su recuperación a finales del siglo XX se ha convertido en la sede de la Asociación del Viejo Palacio de Espalion. Actualmente el Palacio es residencia de artistas, sala de exposiciones y local de conciertos. Su imagen exterior es característica y su silueta destaca sobre todas as demás siluetas de los edificios cercanos. Además, si te acercas a la orilla del río, descubrirás allí una escultura peculiar que junto al mencionado palacio conforma una imagen, como mínimo, peculiar.

El buzo y el Viejo Palacio.

El castillo de Calmont d’Olt

Fuera del pueblo, y sobre una colina basáltica, se encuentra esta fortaleza que comenzó a construirse en el siglo XI y que tuvo una gran importancia en la Guerra de los Cien Años, ya en el siglo XV. Este castillo fue abandonado siglos después, en el XVII, pero recuperado a finales del siglo XX para uso y disfrute de los amantes de la Edad Media.

El castillo se encuentra en las afueras de la localidad, aunque desde la misma se divisa sin problemas. Nosotros no llegamos hasta él porque el cansancio acumulado de todo el viaje no nos dejaba, pero dicen que desde la fortaleza se tienen unas vistas fantásticas de todo el entorno.

El castillo, en lo alto.

Iglesia Parroquial

Cerca del museo de la escafandra se encuentra la Iglesia Parroquial, un edificio religioso del siglo XIX construido en granito rosa y de altas torres que llegan hasta los 45 metros. Tanto su exterior como su interior son interesantes y no está de más acercarse hasta ella.

Los alrededores de Espalion

Más allá de esta localidad podemos encontrar sitios interesantes que pueden gustarte. Abadías, iglesias fortificadas, pueblos con encanto… el antiguo Canton de Espalion es muy completo y da para mucho más que una visita de paso – como la nuestra. No pudiendo abarcar todo lo que la zona nos ofrece, sí nos acercamos hasta un pequeño pueblo que resulta ser de los más bonitos de Francia.

Saint-Côme-d’Olt

No muy lejos de Espalion se encuentra el pequeño pueblo de Saint-Côme-d’Olt, una localidad diminuta que forma parte de la red de los Pueblos más bonitos de Francia, y que no siendo de los que más nos gusten – y es que en este viaje ya llevamos visitados unos cuantos – sí tiene su encanto y merece la pena ser mencionado aquí.

Puertas fortificadas, con un perfil casi circular, una iglesia del siglo XVI con un campanario-torre, casitas de cuento, capillas románicas… Aunque pequeño, como digo, y no tan espectacular como otros, es de esos lugares que tiene un algo especial que hace que los kilómetros de más conducidos no sean del todo en vano.

Si te interesa este pueblo, te dejo aquí🖱 la web de la oficina de turismo de la localidad para que le eches un vistazo.

Más información

Nuestro paso por Espalion, y también por Saint-Côme-d’Olt, es bastante breve. No vemos todo lo que hay que ver por allí, y es que el viaje se alargaría muchos días más si tuviésemos que visitar todos los atractivos de la zona. Nos damos cuenta que ir allí solo de paso no es lo que toca, así que dejamos en pendientes todo lo que nos queda por ver – y pensando ya en futuros viajes.

Oficina de Turismo de Espalion 🖱

Aunque nosotros, como digo, no visitamos todo lo visitable, y no os puedo hablar de ello en propiedad, si os he dejado la página de turismo de Espalion en la que encontraréis todos los atractivos que hay en la zona para que esté en vuestra mano escoger la ruta. A mi juicio – y a partir de lo visto en las redes – creo que lugares como el Fort de Flaujac son sitios que merece la pena visitar. Veremos en un futuro si podemos hacerlo. Mientras, los tendremos guardados en pendientes.

Una filósofa y un politólogo que amana viajar y lo hacen a pesar de los pocos recursos que tienen. Viajar es más que un capricho, viajar es una necesidad y aquellos que somos pobres en un primer mundo de opulencias tenemos derecho también a realizar nuestros sueños viajeros. Porque los pobres también viajamos.
Entradas creadas 148

2 pensamientos en “Espalion – El nacimiento de la escafandra muy lejos del mar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: